Recetas de pescado

Receta de mero con almejas

Mero con almejas
Receta de mero con almejas
Comentar

Este mero con almejas es una delicia fácil de preparar. Toma nota de cómo se cocina un plato completo y delicioso en un abrir y cerrar de ojos.

El mero con almejas es un tipo de pescado blanco que quedará de maravilla en una mesa de celebración. Vamos a buscar esta increíble materia prima para fusionarla con un marisco delicado y elegante. Esta base principal se cubrirá de gloria con una salsa sencilla y una serie de complementos que acabarán de darle el toque de sabor que este pescado necesita. El vino blanco, la harina y un poco de cebolla serán los invitados de honor a este plato. Toma nota de estos pasos y atrévete a disfrutar de un mero con almejas de restaurante.

Ingredientes:

  • 6 rodajas gruesas de mero
  • ½ kg de almejas
  • 3 huevos duros
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 limón
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Aceite
  • Sal
  • Cómo preparar mero con almejas

    1. Limpiamos el mero, nuestra deliciosa materia prima, lo lavamos y retiramos cualquier espina o pielecilla que pueda quedar. Lo ponemos a macerar con un poquito de zumo de limón para que vaya cogiendo sabor.
    2. Las almejas las vamos a cocinar en una cazuela al vapor, hasta que se abran. Con su propio calor soltarán esos jugos que podemos guardar después de colado para utilizarlo como caldo. Les retiramos las conchas y las reservamos.
    3. Retiramos el mero del macerado pasada una media hora. Lo salpimentamos y rebozamos con un poco de harina. En una sartén con un poquito de aceite empezaremos a freírlo hasta que vaya cogiendo color.
    4. Cuando esté listo el mero lo retiramos de la sartén. Vamos a preparar un sencillo sofrito, en el mismo aceite. Pelamos y cortamos muy finita la cebolla, la vamos a poner a pochar con un poquito de sal.
    5. Ponemos el ajo pelado y picado y una cucharita de pimentón. En ese momento incorporamos el vino, le dará un aroma de lo más natural al plato y nos aportará toda su gracia. Para que quede una salsa más ligera, cuando se haya evaporado el alcohol podemos añadir el caldo de las almejas.
    6. Cuando empiece a hervir de nuevo esta salsa colocamos el mero. Dejamos que se cocine todo junto hasta que esté en su punto. Este tipo de pescado es mejor que no esté muy hecho, quedará con una textura mucho más agradable.
    7. Le añadimos las almejas en el último momento, cuando falten unos dos minutos para estar listo. Preparamos la presentación, servimos con unas rodajas de huevo duro y unas rebanadas de pan para mojar esta increíble salsa.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias