Recetas fáciles

Receta de Huevos dorados

Huevos dorados
Receta de Huevos dorados
Comentar

Los huevos dorados son un tipo de plato de lo más especial que se cocina fácilmente. Toma nota de los ingredientes de su receta y prueba este bocado excepcional.

Los huevos dorados son un tipo de bocado impresionante. Se elaboran como tapa o complemento y tienen como base fundamental el huevo duro. Este plato con nombre propio es uno de los más deseados de la cocina tradicional, un tipo de croqueta muy fácil de preparar que puede congelarse o dejarse lista para la acción. Sus ingredientes son de lo más sencillos y seguramente forman parte de esas despensas repletas de sabor, en toda cocina no pueden faltar. El bacon y el jamón darán la aportación de grasa y textura que quedará matizada gracias a la llegada de un poco de bechamel. Toma nota de cómo se cocinan unos huevos dorados preparados para hacer historia.

Ingredientes:

  • 6 huevos duros
  • 4 tiras de bacon
  • Jamón ahumado
  • ½ litro de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Nuez moscada
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar unos huevos dorados

    1. Vamos a empezar esta receta preparando la base que nos puede recordar un poco la de unas croquetas tradicionales. Ponemos la mantequilla en un cazo, dejaremos que se funda antes de añadirle la harina. Cocinamos estos ingredientes unos minutos para que la harina vaya cogiendo el color y el sabor que necesita.
    2. Pasado este tiempo iremos añadiendo poco a poco la leche. Crearemos una bechamel que quede un poco más espesa que de costumbre para poder recubrir perfectamente los huevos.
    3. A esta bechamel le añadiremos el bacon y el jamón, cortaditos en trocitos muy pequeños. Cuando los tengamos integrados rectificaremos de sal y pimienta, estos dos ingredientes pueden tener un poco de sal que afectaría las cantidades normales que solemos ponerle a la bechamel.
    4. Le ponemos un punto de nuez moscada al gusto y removemos hasta que tenga esa consistencia sólida y ese sabor intenso que necesitamos. Dejamos reposar esta masa, mientras seguimos con los huevos.
    5. Vamos a pelar los huevos duros. Nos quedaremos solo con 2 yemas para enriquecer la masa. Este ingrediente lo vamos a mezclar con la masa de bechamel hasta formar una pasta espesa.
    6. Cubrimos los huevos con esta masa y los pasamos por el huevo batido y el pan rallado. Tendremos lista la base de unos maravillosos huevos dorados.
    7. Freiremos los huevos en abundante aceite hirviendo hasta que queden perfectamente cocinados, por fuera crujientes y por dentro con esa cremosidad necesaria. Escurrimos los huevos y dejamos que pierdan el excedente de aceite.
    8. Servimos un bocado maravilloso y fácil de preparar, podemos acompañarlos de una salsa de tomate casera o de un poco de mayonesa.

    Últimas noticias