Recetas de carne

Receta de Albóndigas de pavo con menta y sésamo

Albóndigas de pavo con menta y sésamo
Receta de Albóndigas de pavo con menta y sésamo
Comentar

La receta de albóndigas de pavo con menta y sésamo es sencilla, deliciosa y saludable. Si te atreves a probarla en casa, sorprenderás a tus comensales.

Como plato principal, las albóndigas de pavo con menta y sésamo siempre encajarán en tu menú. El pavo es muy saludable y además es delicioso, en la cocina es un ingrediente increíble. La combinación de sabores al unirlos con la menta y el sésamo es exquisita, encantará a todo el que lo pruebe. La preparación es muy sencilla, no más de 30 minutos, y luego estaremos disfrutando de una suculenta comida.

El pavo es una de las mejores carnes magras. La mayor parte de su composición es agua, por lo que es baja en calorías y en grasas. Favorece la salud cardiovascular debido a su alto contenido en vitaminas y minerales. Gracias a su aporte en hierro ayuda a combatir la anemia. Además, beneficia al sistema inmune por su alto nivel de selenio. La carne de pavo contribuye con el mantenimiento de las uñas, los dientes y los huesos. Regula las glándulas sebáceas, por lo que previene el acné y mejora el aspecto de la piel. Es ideal para bajar de peso y mantener el colesterol en niveles óptimos. Es mejor consumirlo como carne sin procesar y no como embutido.

Ingredientes:

  • 750 gramos de pavo
  • 100 gramos de semillas de sésamo
  • 1 manojo de menta fresca
  • 4 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Cómo preparar albóndigas de pavo con menta y sésamo:

    1. Lavamos y pelamos los tomates, les quitamos las semillas y cortamos en trozos pequeños. La cebolla la cortamos muy fina.
    2. Lavamos y cortamos las hojas de menta en trozos muy pequeños. Reservamos.
    3. Dejamos pochar los tomates en una cazuela con aceite de oliva y un poco de sal. Igualmente podemos agregar un poco de azúcar, para compensar la acidez del tomate.
    4. Aparte, cortamos la carne de pavo y la mezclamos en un recipiente con la cebolla picada, el sésamo, la menta, el pan rallado, el pimentón dulce y el huevo previamente batido.Albóndigas de pavo con menta y sésamo
    5. Amasamos muy bien la mezcla y formamos las bolitas, todas del mismo tamaño. Deben ser albóndigas muy pequeñas para que se cocinen bien en el guiso.
    6. Rebozamos las albóndigas en harina y las echamos en la cazuela con el tomate. Cocinamos durante 5 minutos.
    7. Rectificamos el punto de sal del conjunto.
    8. Servimos aún calientes.

    Estas albóndigas se pueden acompañar con cualquier guarnición, desde arroz blanco cocido hasta una pasta. Otras opciones deliciosas para complementar este plato principal son las patatas al vapor o una ensalada. La creatividad es el límite.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias