Recetas de ensaladas

Receta de Ensalada de queso fresco con anchoas

Ensalada de queso fresco con anchoas
Receta de Ensalada de queso fresco con anchoas
Comentar

Esta ensalada de queso fresco con anchoas es una de las más fáciles y deliciosas que existen. Con una buena combinación de ingredientes conseguiremos convertir un plato común en algo impresionante.

La ensalada de queso fresco con anchoas es una delicia en estado puro. Una forma de cuidarnos mientras disfrutamos de una gama de sabores que puede ser impresionante. Las anchoas son un pescado que podemos tener en conserva y que siempre quedan bien. Nos ayudarán a incluir un poco más de pescado en nuestro menú semanal destinado a triunfar. Con un poco de lechuga y tomate, crearemos la base para que el queso fresco pueda encontrarse con las anchoas. Un queso fresco que será capaz de matizar la intensidad de este pescado, una unión que puede ser realmente única y estará marcada por una serie de matices especiales. Si te gustan las combinaciones originales, prueba esta ensalada, te encantará.

Ingredientes:

  • 1 tomate
  • Unas hojas de lechuga
  • Unas hojas de canónigos
  • 1 pepino
  • 1 cebolleta
  • Queso fresco a gusto
  • 1 lata de anchoas
  • 1 lata de atún
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre
  • Orégano
  • Cómo preparar una ensalada de queso fresco con anchoas

    1. Este tipo de ensaladas es muy sencillo de preparar y tiene como base unos ingredientes de lo más recurrentes. Podemos adaptarla a nuestra nevera, poner los vegetales que más nos gusten y puedan dejar paso a los dos protagonistas.
    2. Usamos una lechuga, aunque podemos cambiarla por unas espinacas que le darán un punto más de sabor o una col kale ideal para ensaladas. Lavamos las hojas y las cortamos al gusto. Serán la base de la ensalada.
    3. Mezclamos la lechuga con unos canónigos, este ingrediente subirá la intensidad del verde de la ensalada y siempre quedará bien.
    4. Seguimos con los ingredientes que necesitan pelarse. El pepino es un diurético natural muy apreciado en todo tipo de ensaladas. Lo cortamos en rodajas del mismo tamaño y las añadimos a la ensalada.
    5. Le daremos un toque crujiente con la cebolleta. La pelaremos y cortaremos en juliana para que forme parte de la base de este plato. Repetiremos la operación con el tomate, le podemos dejar la piel si está muy maduro, le dará un poco más de consistencia.
    6. Llega el turno del queso fresco. Lo cortaremos en trocitos del mismo tamaño. Si queremos cuidarnos un poco más, podemos optar por una opción desnatada o baja en grasas, le dará un punto más saludable al conjunto, manteniendo el sabor y la textura.
    7. Encima de cada trozo de queso fresco le colocamos una anchoa. También podemos ponerle un poco de atún, no le vendrá nada mal. Solo nos quedará ponerle el aliño al gusto y servirla muy fresquita.

    Lo último en Recetas