Arroz con leche casero

Arroz con leche casero
Arroz-con-leche-casero1
Comentar

Los mejores postres son esos de toda la vida, los que estamos acostumbrados a comer desde que eramos unos críos y que, pase el tiempo que pase, nunca dejan de ocupar ese huequecito en nuestra cocina.

Nos ha sido realmente difícil elegir uno de ellos (¡queríamos hacer todos!) pero al final nos hemos decantado por el tradicional arroz con leche que, lo comamos las veces que lo comamos, siempre consigue sorprendernos.

Hoy os proponemos hacerlo de una manera un pelín diferente a la que, por lo menos nosotros, estamos acostumbrados, pero el resultado nos ha encantado y, la forma de cocinarlo, también (siempre está bien descubrir cosas nuevas, ¿no?).

¿Tenéis ganas del postre? Pues no os hacemos esperar más y empezamos ya mismo con este arroz con leche casero.

Ingredientes:

  • 80 g de arroz
  • 500 ml de leche
  • 100 g de azúcar
  • 1 cáscara de limón
  • Agua
  • Canela en polvo
  • >
    Elaboración:

    Arroz-con-leche-casero2

    Comenzaremos poniendo agua a hervir en un cazo (esta vez no calcularemos la cantidad en base al arroz, sino que dejaremos que éste se cueza sin más). Cuando entre en ebullición, añadiremos el arroz, bajamos la temperatura del fuego y mantenemos durante unos 8-10 minutos.

    Arroz-con-leche-casero3

    Lavamos bien el limón y, con un cuchillo o un pelador, extraemos parte de la cáscara.

    En otro cazo, echamos la leche y la cáscara de limón y dejamos que hierva a fuego suave.

    Cuando tengamos el arroz listo, lo sacamos, escurrimos (con un colador de malla fina) e incorporamos al anterior cazo con la leche y la cáscara de limón.

    Dejamos que cueza durante unos 12 minutos y, transcurrido este tiempo, probamos para comprobar si el grano está bien hecho o aún presenta cierta dureza. De ser así, mantendremos unos minutos más. Consejo: La temperatura más adecuada es la del fuego medio-bajo, de esta forma, la leche no se consumirá enseguida y el arroz no se quedará apelmazado y seco.

    Si, por el contrario, el grano está blandito (sin que llegue a hacerse tampoco un puré al presionarlo suavemente con los dedos), retiramos del fuego, añadimos el azúcar, removemos bien y volvemos a dejarlo cocer durante 1 minuto más.

    Finalmente, quitamos la cáscara de limón y vertemos en los cuencos que hayamos elegido.

    Arroz-con-leche-casero4

    Espolvoreamos un poquito de canela en polvo por encima y listo.

    ¡Ya tendremos este riquísimo (y fácil) arroz con leche casero!

    Sugerencia: La cantidad de azúcar que nosotros hemos empleado va en base a nuestro gusto, pero si deseáis que vuestro arroz con leche sea menos dulce, bastará con que añadáis una menor cantidad de éste.

    Por otro lado, una vez sirváis el arroz con leche, podéis romper éste con una cuchara (para no dejar una superficie plana) y agregar una nota de color por encima poniendo un poquito de mermelada. ¿Nuestro consejo? Elegid alguna que presente unos pequeños toques ácidos para que marquen un intenso contraste con el dulzor de nuestro postre. Os recomendamos esta de arándanos o esta otra de ruibarbo y fresas.

    Y para vosotros, ¿cuál es el postre que más os recuerda a vuestra infancia? ¡Nos encantaría que nos lo contaseis en nuestra página de Facebook!

     

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias