Albóndigas de quinoa

Albóndigas de quinoa
Receta de albóndigas de quinoa, un complemento o tapa perfecto
Comentar

Las albóndigas de quinoa son un plato de tapas o  entrante, saludable y delicioso. La quinoa es un superalimento que ha llegado a nuestra cocina para quedarse, con una cantidad de fibra envidiable, incluirlo en nuestro menú semanal es esencial. Con esta receta encontraremos la forma de crear unas increíbles albóndigas que se pueden comer en solitario con un poco de tomate o como complemento vegano a unos espaguetis o guisos con mucho sabor. Además, las podemos congelar, estando siempre disponibles. Si quieres conocer los secretos de las mejores albóndigas de quinoa que hayas probado, toma nota de esta receta.

Receta de albóndigas de quinoa

Ingredientes:

  • 1 taza de quinoa cocida
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento rojo
  • Perejil
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • 1 huevo
  • Cómo preparar albóndigas de quinoa

    1. Empezamos esta receta preparando el fondo de las albóndigas. A diferencia de las convencionales en esta receta incluiremos los ingredientes cocinados para que queden mucho más suaves
    2. Pelamos y cortamos la cebolla y el ajo. Empezamos a pochar estos ingredientes en la sartén con un poco de aceite. Cuando empiecen a estar tiernas incorporamos el pimiento cortado en trozos lo más pequeños posibles.
    3. Rectificamos de sal y esperamos unos 3 minutos hasta que estén las verduras bien pochadas. Añadimos la quinoa cocida. Saltemos y mezclamos bien todos estos ingredientes.
    4. Ponemos esta mezcla que hemos conseguido directamente en el vaso de la batidora. Trituraremos hasta conseguir una pasta homogénea. Para darle mayor consistencia haremos lo mismo que con unas albóndigas convencionales, ponemos un poco de pan rallado.
    5. Cuando hemos conseguido la masa de albóndigas perfecta, esperamos a que se enfríe. Dejaremos que reposen unos minutos. Con esta masa también podemos hacer una boloñesa vegetariana que combinará a la perfección con todo tipo de pasta, añadiendo en la sartén un poco de tomate frito.
    6. Le daremos forma a las albóndigas y en este punto, si lo deseamos, las podemos distribuir para congelar y tener siempre a mano. Si las queremos comer al momento las preparamos directamente.
    7. Ponemos un plato con un poco de harina, que puede ser de quinoa también, evitando de esta manera el trigo. En otro plato, batimos un huevo. Rebozamos las albóndigas con la harina y un poco de huevo para que queden más crujientes.
    8. Freímos las albóndigas en abundante aceite hasta que estén doradas. Las retiramos y reservamos. Las podemos servir con una ensalada o un poco de salsa rosa, estarán increíbles.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias