Recetas de bebidas

Receta de Limonada con toque asiático

Limonada con toque asiático
Receta de Limonada con toque asiático
Comentar

Esta limonada con un toque asiático es una bebida de lo más saludable. Toma nota de estos pasos para prepararla y tenerla siempre en la nevera.

Esta limonada con toque asiático es casi una bebida medicinal. Tiene una serie de ingredientes que nos permiten disfrutar de sus buenas propiedades. El zumo de limón se considera un elemento que debemos tomar a diario para mejorar nuestro sistema digestivo. Lo vamos a potenciar con unos ingredientes igual de saludables, el jengibre es una raíz que ayuda a mantenernos en forma y conseguir un cuerpo mucho más equilibrado. Completaremos esta gama de sabores con un poco de menta o albahaca que darán mucha más frescura a una limonada destinada a triunfar. Toma nota de cómo prepararla con esta sencilla y saludable receta de limonada con toque asiático.

Ingredientes:

  • 100 ml de zumo de limón
  • 100 gr de azúcar
  • Citronela (bastará con un tallo)
  • 25 gr de jengibre fresco
  • 1 lima pequeña
  • Agua
  • Menta o albahaca
  • Hielo
  • Cómo preparar una limonada con toque asiático

    1. Para darle el toque asiático a esta limonada vamos a añadirle un poco de jengibre, esta raíz está actualmente muy de moda. Pelamos la raíz de jengibre y la cortamos en rodajas muy pequeñas. Podemos usar una cucharilla para extraer lo mejor del jengibre, no necesitamos mucha cantidad, solo una pizca.
    2. Seguimos con los cítricos, usaremos un poco de zumo de limón. Vamos a exprimirlos y reservar su zumo, repetiremos la operación con la lima. La lima suele tener un sabor un tanto más intenso y menos jugo, la mezcla de ambos será perfecta para esta limonada.
    3. Ponemos el azúcar en un cazo, vamos a hacer una especie de almíbar, pero un poco menos intenso. Lo colocamos a fuego lento hasta que empiece a caramelizarse el azúcar. Cuando tenga un tono dorado añadimos el zumo de limón.
    4. Removemos con cuidado y esperamos que los dos ingredientes se integren perfectamente, para potenciar aún más el sabor cítrico, podemos ponerle un poco de ralladura de lima. La rallamos al momento para que conserve todo su sabor e intensidad.
    5. Con la ralladura en el cazo mantenemos en el fuego removiendo con cuidado durante no más de un minuto, para evitar que se queme.
    6. Nos ponemos manos a la obra con la citronela, le cortamos el extremo y la punta, retiramos la primera capa de piel. Troceamos la citronela en juliana, lo vamos a añadir al cazo con el resto de los ingredientes.
    7. En último lugar, añadiremos el jengibre. Tendremos casi lista la limonada. Cuando la mezcla esté fría la colocamos en una botella con un poco de hielo picado y la menta o albahaca. Le daremos un poco menos de intensidad añadiendo agua hasta llenar la botella. Tendremos lista una limonada ideal para tener siempre en la nevera.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias