Recetas saludables

Receta de salmorejo de zanahoria y tomate

Receta de salmorejo de zanahoria y tomate
salmorejo de zanahoria y tomate
Comentar

Este salmorejo de zanahoria y tomate es una receta fresca y deliciosa. No lleva pan por lo que podemos disfrutarla siempre que queramos sin remordimientos.

Este salmorejo de zanahoria y tomate es una receta fresca y deliciosa. No lleva pan por lo que podemos disfrutarla siempre que queramos sin remordimientos. La zanahoria le dará un toque de dulzor a esta sopa fría que tiene muy buenas propiedades. La vamos a fusionar con un ingrediente estelar, el tomate. Imprescindibles para aportar una buena cantidad de fibra y vitaminas, estos ingredientes serán los encargados de cuidarnos un poco más en verano. Con unas semillas tostadas de decoración o un poco de huevo disfrutaremos de una comida completa y deliciosa. Toma nota de cómo preparar un salmorejo increíble en un tiempo récord.

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates maduros
  • 700 gr de zanahorias
  • 1 pepino
  • ½ cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de manzana
  • Sal
  • Pimienta
  • Semillas
  • Cómo preparar un salmorejo de zanahoria y tomate

    1. Este salmorejo de zanahoria y tomate es una auténtica delicia que se prepara en un abrir y cerrar de ojos.Receta de salmorejo de zanahoria y tomate
    2. Para esta receta usaremos un kilo de tomates maduros, los pelamos y trituramos en el vaso de la batidora. Colocamos para eliminar las pepitas.
    3. Seguimos con la zanahoria, este ingrediente le dará color y sabor a nuestro salmorejo. La pelamos y trituramos hasta crear una crema que también colaremos.
    4. Le añadimos el pepino, este ingrediente le dará un sabor muy intenso y fresco. Pelamos el pepino y lo trituramos, le quitamos las semillas para que quede más suave.
    5. Le ponemos media cebolleta, pelamos y añadimos a esta mezcla. El diente de ajo será un ingrediente voluntario que le dará mucha gracia.
    6. Trituramos todo y unimos estos ingredientes. Este salmorejo no lleva nada de pan es un poco más ligero que el convencional.
    7. Salpimentamos al gusto y regamos con un buen chorrito de aceite de oliva, ponemos también vinagre de manzana al gusto.
    8. Dejamos en la nevera hasta hora de servir. Para decorar esta maravilla usaremos unas semillas al gusto.
    9. Tostamos las semillas un poco en una sartén. Colocamos el salmorejo en cuencos individuales y coronamos con las semillas.Receta de salmorejo de zanahoria y tomate
    10. Podemos ponerle huevo duro rallado, un poco de salsa de yogur o incluso taquitos de jamón. El acabado de este salmorejo un poco especial es cuestión de gustos.
    11. Atrévete a probar una sopa fría de esas que difícilmente se olvida, el resultado es un plato de cuchara saludable hecho con ingredientes que seguramente tendremos en la nevera. Atrévete a probarlo.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias