Recetas de pescado y marisco

Receta de Pulpo gratinado al queso

Pulpo gratinado al queso
Receta de Pulpo gratinado al queso
Comentar

Entre los ingredientes con más sabor en la cocina, se encuentra el pulpo gratinado al queso. ¿Sabes cómo se elabora? Aquí te lo contamos.

Gratinar algo es una técnica culinaria que se aplica a alimentos usualmente cocinados al horno. Se trata de exponer la capa externa de la preparación a una temperatura intensa, para que esta se ponga de color dorado y adquiera una textura crujiente que proteja la preparación y mantenga los aromas. Esta capa por lo general es de queso o pan rallado, o una combinación de ambos. También puede servir salsa bechamel o incluso puré de patatas. Obviamente, al pulpo gratinado al queso se le añade queso. El gratinado de gruyere da un toque sorprendente a la combinación de patatas y pulpo y la textura de los tres ingredientes encaja a la perfección, dejando en cada bocado una sensación placentera y ganas de probar un poco más.

Gratinar viene del vocablo francés gratter, y significa rascar, pues esta palabra aludía a la especie de costra formada en el fondo y paredes de las cazuelas por los alimentos allí cocinados, y que para retirarla había que rascar. En la alta cocina, el gratinado puede hacerse con sopletes de cocina, que pasan rápidamente por los platos, en lugar de meterlos al horno. En Francia es habitual que se consigan miles de recetas hechas al gratén o gratinadas.

Ingredientes:

  • 1 pulpo de 1 kilo
  • 2 patatas grandes
  • 100 gramos de queso gruyere
  • 1 cebolleta, la parte blanca
  • 1 cebolla
  • 80 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 hojas de laurel
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal gorda y pimienta negra recién molida
  • Cómo preparar el pulpo gratinado al queso:

    1. Cocer el pulpo en una cazuela con agua y sal a la que se añade la cebolla entera, las hojas de laurel y la zanahoria pelada. Cocer durante una hora, hasta que esté suave.
    2. Lavar las patatas y cocerlas en agua, sin pelarlas.
    3. Al estar tiernas, escurrir y reservar.
    4. Cuando estén frías, pelarlas y cortarlas en rebanadas finas.
    5. Precalentar el horno a 170° C.
    6. Cuando el pulpo esté suave, cortarlo en rodajas grandes.
    7. En una fuente de horno acomodar los ingredientes en capas: patatas, pulpo, queso, alternando hasta terminar con queso.
    8. Hornear con el gratinador durante quince minutos a baja temperatura.
    9. Aparte, picar finamente la cebolleta y sofreír con el aceite tibio. Espolvorear con sal gorda y pimienta y la cucharadita de pimentón dulce.
    10. Servir en platos individuales y rociar con la salsa de cebolleta y pimentónPulpo gratinado al queso

    Prepara este sencillo pulpo gratinado al queso y paladea un plato verdaderamente delicioso, que a nadie dejará indiferente. Es perfecto como entrante o primer plato, aunque también lo es como cena. En todo caso, acompaña con una copa de vino blanco muy frío. Disfruta esta receta y concédete un capricho gourmet con el molusco más apreciado de las cocinas españolas.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias