Recetas fáciles

Receta de patatas salteadas con bacon y pimientos

Receta de patatas salteadas con bacon y pimientos
Patatas salteadas con bacon
Comentar

Estas patatas salteadas con bacon y pimientos son una tapa perfecta en todos los sentidos.

Estas patatas salteadas con bacon y pimientos son una tapa perfecta en todos los sentidos. Una receta a base de patata siempre es un acierto que podemos completar con unos ingredientes de lo más apetecibles. En el caso de estas patatas las vamos a combinar con un básico de todas las cocinas, el bacon. Este embutido ahumado es el desayuno perfecto de medio mundo, para el resto es un imprescindible en hamburguesas o bocadillos. El punto de pimientos será el que le aporte el sabor necesario para triunfar. Atrévete a probar estas patatas salteadas con bacon y pimientos, quedan increíbles.

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 150 gr de beicon en taquitos
  • Perejil picado
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Cómo preparar unas patatas salteadas con bacon y pimientos

    1. Estas patatas recuerdan un poco las clásicas con bacon y queso de un famoso restaurante, este toque ahumado siempre destacará.
    2. Nos ponemos manos a la obra pelando y cortando las patatas para que se cocinen a la vez. Les daremos a las patatas un aroma especial con una técnica ancestral.Receta de patatas salteadas con bacon y pimientos
    3. Cortamos el bacon en trocitos, en el aceite donde cocinaremos las patatas vamos a empezar a saltear este embutido. Salteamos el bacon unos minutos.
    4. Seguimos con la cebolla la pelamos y cortamos en taquitos. En el mismo aceite vamos a pocharla durante unos minutos.
    5. Le añadimos a esta cebolla los pimientos sin semillas cortados a tiras. Salteamos hasta que estén tiernos.
    6. Retiramos y colamos el aceite. En ese mismo aceite cocinaremos las patatas poco a poco a fuego lento.
    7. Unas buenas patatas fritas necesitan su tiempo y más si queremos darles el toque cremoso que buscamos en su interior.
    8. Para que queden más crujientes nos aseguramos de que al ponerlas está el fuego alto, de esta manera conseguiremos que se sellen.
    9. Cuando estén doradas, pasados un par de minutos bajamos el fuego. Dejamos que se frían durante unos minutos.
    10. Incorporamos el resto de los ingredientes en la última cocción cuando falten unos 4 minutos. Se fusionarán en un mar de sabores increíble.Receta de patatas salteadas con bacon y pimientos
    11. En el momento en que están todos bien situados, salpimentamos al gusto y paramos el fuego. Podemos servirlas con un huevo para darles más intensidad o un poco de cebollino.
    12. Tendremos lista una tapa o un complemento a base de patatas que quedará realmente bien. Solo nos quedará preparar la cerveza o el vino y la mejor compañía posible.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias