Recetas de postres

Polos de limón y leche condensada, receta casera

Helados caseros
Polos de limón
Comentar

Los Polos de limón y leche condensada son muy sencillos de elaborar. Hazlos y mantén siempre una buena guarnición en tu nevera… ¡Prepáralos ya!

Polos caseros

Polos de tres chocolates

Polos de capuchino

Los polos de limón y leche condensada son deliciosos y muy sencillos de elaborar. Al acercarse las vacaciones escolares y el agobiante calor del verano, el polo es la mejor solución para combatir la deshidratación. El consumo de estos postres fríos o helados se popularizó después de la Segunda Guerra Mundial, con la aparición de las primeras heladerías industriales. Antes de esta época, los congelados se consumían en las horchaterías. No obstante, las familias pobres los fabricaban en casa con agua helada extraída de la nieve mezclada con zumo de fruta y refrigeradas en moldes.

Los Polos de limón y leche condensada son los preferidos de los niños. Esta práctica receta tiene pocos ingredientes, los cuales se pueden elaborar en casa. Aunque siempre existe la opción de comprar la leche condensada, realmente también es tan fácil de hacer que vale la pena realizar un pequeño esfuerzo. Esta preparación te permitirá tener una buena ración de polos cremosos y sanos que se pueden complementar con otros ingredientes dulces.

Este tipo de helado en particular es rico en ciertas sustancias biológicas positivas. Su ingrediente principal es la leche, la cual contiene potasio, calcio, magnesio, sodio, hierro y diferentes vitaminas. Asimismo, aporta calorías y proteínas de alto valor biológico, por lo que su consumo puede formar parte de una dieta saludable para los niños que están en etapa de crecimiento. A continuación, te explicaos como elaborar estos polos… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

Para la leche condensada (casera)

  • 150 gramos de leche en polvo
  • 200 gramos de azúcar
  • 50 mililitros de agua
  • Para el helado

    • 400 mililitros de leche entera
    • 300 gramos de leche condensada (casera)
    • 70 mililitros de jugo de limón

    Cómo preparar polos de limón y leche condensada:

    1. Colocar el azúcar junto con el agua en una cacerola y cocinar a fuego bajo hasta hervir.
    2. Mezclar hasta que se disuelva bien el azúcar.
    3. Verter la preparación en la licuadora e incorporar la leche en polvo. Licuar para integrar los ingredientes.
    4. Colocar esta leche condensada casera en un bol y dejar enfriar a temperatura ambiente. Reservar.
    5. Verter la leche entera, la leche condensada casera y el zumo de limón en una jarra.Moldes de polos
    6. Remover muy bien hasta obtener una crema homogénea y espesa.
    7. Colocar la mezcla en los moldes para polos y refrigerar durante 4 horas.
    8. Pasar los moldes por el chorro de agua durante unos segundos para desmoldar cada polo antes de comer.

    Este tipo de helado casero es excelente para disfrutar en los días calurosos del verano. Aunque más allá de la época, siempre son una buena opción para las meriendas de los niños.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias