Pastel de remolacha salado

pastel de remolacha salado
Receta de pastel de remolacha salado
Comentar

Los platos de entrantes novedosos son un anticipo de que la comida será buena. Por eso, vale la pena probar con recetas con ingredientes poco convencionales. El pastel de remolacha salado es una excelente opción, pues resulta visualmente atractivo y con un sabor exquisito.

La raíz de la remolacha comenzó a consumirse en el siglo XVI. Anteriormente, solo se usaban sus hojas. Su popularidad fue en aumento entre la población europea, hasta que un químico alemán logró extraer azúcar del jugo de la remolacha dulce.

Este tipo de azúcar tuvo un gran éxito en la época de guerra, cuando escaseaba el azúcar de caña. Se abrieron cerca de 40 mil fábricas dedicadas a su producción en toda Europa.

En la actualidad, estamos acostumbrados a ver remolacha en los mercados y forma parte de la dieta de muchos de nosotros. Además de ser rica, jugosa y colorida, es muy buena para la salud.

La remolacha favorece al sistema digestivo, gracias a su alto contenido de fibra soluble.  Nos aporta energía de larga duración por los carbohidratos saludables que contiene. Incluso es perfecta para fortalecer la vista, el sistema nervioso y el corazón. 

Existen infinidad de recetas con remolacha cruda, hervida, en sopas, en jugo, en conserva El pastel es otra manera de disfrutarla. La receta es muy fácil, el resultado final, delicioso.

pastel de remolacha salado

Ingredientes:

  • 2 remolachas cocidas
  • 125 gr. de mantequilla
  • 2 tazas de harina común
  • 5 huevos
  • 1 yogur griego
  • 200 gr. de queso de cabra
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Cebollino
  • 1 cucharadita de comino molido
  • Sal y pimienta negra
  • Molde para pastel de 20 cm de diámetro
  • Como preparar pastel de remolacha salado:

    1. En un recipiente, colocar la harina, la mantequilla, un huevo y sal. Integrar los ingredientes con la punta de los dedos, desmenuzando la mantequilla.
    2. A continuación, amasar. Si es necesario, añadir agua fría para que la masa se ligue mejor. Cubrir con papel film y llevar al refrigerador durante media hora.
    3. Mientras, batir los huevos restantes junto al yogur, el cebollino y el perejil picados. Condimentar con el comino. Salpimentar
    4. Cortar las remolachas en dados pequeños.
    5. Estirar la masa y colocar en el molde engrasado. Echar el batido y los daditos de remolacha. Por encima, esparcir el queso de cabra desmenuzado. Salpimentar ligeramente.
    6. Llevar a horno moderado durante 30 minutos o hasta que el huevo haya cuajado y la superficie se vea dorada.

    Prepara este pastel de remolacha salado para compartir como entrante o plato principal acompañado de una ensalada. Será un éxito rotundo en tu mesa.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias