Recetas de bebidas

Smoothie de fresas con avena

smoothie de fresas con avena
Receta de smoothie de fresas con avena sano y delicioso
Comentar

El smoothie de fresas con avena es una de las bebidas más maravillosas que existe. El concepto smoothie o batido de fruta tradicional, permite mezclar la fruta o verdura que más nos guste con productos lácteos y, en este caso, avena. Una dosis extra de elementos saludables que nos cuidarán por dentro ofreciéndonos un sabor de lo más interesante. Las fresas son una fruta que suele gustar a todo el mundo y es muy fácil de tomar, este smoothie es ideal para empezar el día con energía y no dejarnos nada por hacer. Atrévete a preparar una bebida digna de los dioses, toma nota de los pasos a seguir para crear este smoothie de fresa con avena.

Ingredientes:

  • 1 taza de fresas
  • 1 taza de leche de almendra
  • 1 yogur natural
  • 1 taza de avena
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • Azúcar
  • Cómo preparar smoothie de fresas con avena:

    1. Preparar un smoothie no tiene ningún secreto, lo más importante es encontrar la combinación perfecta de sabores. En este caso hemos optado por unos sabores tradicionales, pero esta misma receta queda perfecta con otra fruta, por ejemplo, con kiwi o mango el resultado es espectacular.
    2. Empezamos por las fresas, las limpiaremos y trocearemos para incorporarlas al vaso de la batidora. Esta fruta suele encontrarse todo el año, si quieres que te quede más fresco el smoothie puedes ponerlas tal cual, troceadas unos minutos en el congelador. Le dará un toque helado muy interesante para poder utilizar la misma base como postre.
    3. Incorporamos las fresas al vaso de la batidora, les añadimos un poco de azúcar. Aunque la fruta ya es dulce, mejor endulzarla un poco más. Puedes optar por edulcorantes naturales como la miel o el sirope de agave, le darán el mismo sabor y son mucho más saludables.
    4. Seguiremos con la leche vegetal, en este caso, de almendra, aunque puedes poner la que más te guste. La mezcla con leche de arroz también es deliciosa, o incluso la leche convencional desnatada y sin lactosa también le puede ir de maravilla a esta receta.
    5. Llega el momento de poner el yogur, para este batido mejor que sea un tipo griego, quedará más cremoso y le aportará un punto de textura ideal. Si te gusta un batido intenso, añádele dos en lugar de uno.
    6. Finalmente, pondremos la avena, el ingrediente estrella, nos dará la energía que necesitamos. Este cereal debe convertirse en un imprescindible para este tipo de batidos.
    7. Lo batiremos todo bien y serviremos el smoothie bien fresquito, puedes guardarlo en la nevera o llevarlo allí donde vayas, siempre estará buenísimo.

    Lo último en Recetas