Recetas de pescado y marisco

Receta de Mejillones con bechamel gratinados

Mejillones con bechamel
Receta de Mejillones con bechamel gratinados
Comentar

Si te gustan los mejillones, aprende a preparar esta receta de mejillones con bechamel gratinados. Una auténtica delicia que disfrutarás con estos sencillos pasos.

Los mejillones con bechamel gratinados son un manjar que vale la pena probar. Hay tantas recetas con mejillones, que es difícil escoger una favorita, pues todas son una delicia. Realmente este tipo de marisco se adapta sin problemas a cualquier ingrediente o forma de cocción. Como tentempié o entrante, siempre quedan bien. En este caso, la receta resulta un poco más elaborada, porque lleva una bechamel enriquecida con vegetales, terminando con el horneado para gratinar. Aunque parezca una mezcla extraña, el marisco cocinado así tiene un exquisito sabor.

Para que los mejillones con bechamel gratinados tengan éxito es esencial asegurarse de la frescura del marisco. Para ello, hay que fijarse que las valvas no presentes zonas rajadas o rotas. Es importante descartar todos los que no cierren al golpearlos ligeramente o los que no se abran tras la cocción. En cuanto a su aporte de nutrientes, los mejillones aportan sales minerales que el organismo aprovecha para realizar sus funciones. Entre ellas se destacan el hierro, yodo, magnesio, selenio y zinc. Son fuente importante de proteínas de alta calidad y Omega 3.

Ingredientes:

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 1 pimiento verde
  • 6 chalotas
  • 1 guindilla
  • Perejil fresco
  • ½ litro de leche
  • 3 cucharadas de harina
  • Sal y pimienta
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Agua
  • Sal gruesa c/n
  • Aceite de oliva
  • Como preparar mejillones con bechamel gratinados:

    1. Lavar los mejillones y retirar las adherencias raspando las valvas con un cuchillo. Extraer los filamentos que unen las valvas.
    2. Sumergir los mejillones en agua hirviendo con sal para abrirlos.
    3. Reservarlos dentro de una sola valva.
    4. Picar finamente la cebolla, el ajo y las chalotas.
    5. Calentar una olla con un buen chorro de aceite.
    6. Sofreír allí las verduras picadas.
    7. Cuando estén tiernas, agregar el pimiento, un trozo de guindilla y el tomate picados.
    8. Cocinar durante cinco minutos.
    9. Añadir la harina, removiendo para que se tueste e impregne de todos los sabores.
    10. Verter poco a poco la leche, batiendo con unas varillas.
    11. Salpimentar al gusto.
    12. Seguir batiendo hasta que la bechamel espese. Espolvorear con perejil picado y mezclar.
    13. Precalentar el horno a temperatura moderada.
    14. Rellenar los mejillones con una cucharada generosa de bechamel.
    15. Cubrir una fuente de horno con una capa de sal gruesa. Poner encima los mejillones.
    16. Hornear hasta que se vean dorados en la superficie.
    17. Servir los mejillones con bechamel gratinados enseguida. Mejillones con bechamel gratinados

    Completa tu recetario de aperitivos con este plato de mejillones con bechamel gratinados. Sorprende a todo el mundo sirviendo esta receta elegante y deliciosa.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias