Recetas de salsas

Receta de salsa de pimienta verde

salsa de pimienta verde
Receta de salsa de pimienta verde
Comentar

Receta de salsa de pimienta verde. Una salsa que sirve como complemento perfecto para cualquier tipo de carne o pescado. Te enseñamos cómo elaborarla.

La salsa de pimienta verde es el complemento más delicioso e ideal para acompañar una gran variedad de comidas. Se trata de una salsa muy fácil y rápida de preparar, pero lo mejor de todo es su extraordinario sabor que le dará un toque diferente y muy especial a diferentes platos. La salsa de pimienta verde es muy cremosa, caliente y con un sabor suave, y es que, a diferencia de la pimienta negra, la pimienta verde tiene un punto muy suave de picante. Otra opción es combinar ambos tipos de pimienta, si lo que se desea es mayor potencia de picante.

La pimienta verde es una especia de sabor suave, pero de aroma intenso; además de ser deliciosa y dar un toque especial a las comidas, también aporta diferentes beneficios para la salud en general. En este aspecto, la pimienta verde se destaca por ser una excelente fuente de vitaminas y minerales. Favorece el sistema inmunitario de quien la consume y también previene la aparición de diferentes tipos de enfermedades y dolencias.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de pimienta verde
  • 200 mililitros de nata para cocinar
  • Medio litro de caldo de pollo
  • ½ vaso de vino blanco
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Cómo hacer la salsa de pimienta verde:

    1. Pelar y cortar la cebolla muy finamente.
    2. En una sartén agregar un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Cuando el aceite esté bien caliente, agregar la cebolla y cocinar a fuego medio durante cinco minutos aproximadamente o hasta que la cebolla comience a transparentar.
    3. Agregar a la sartén el caldo de pollo junto al vino blanco. Remover muy bien hasta que se integren todos los ingredientes.salsa de pimienta verde
    4. Transcurridos dos minutos, agregar la nata y la cucharada de pimienta verde. Continuar removiendo durante cinco minutos más a fuego lento o hasta que la nata comience a espesar. En caso de que la salsa espese demasiado, se le puede agregar un poco de leche.
    5. Salpimentar al gusto la salsa, rectificar de sabor y cuando se haya obtenido la textura y cremosidad deseada retirar del fuego.

    Esta salsa de pimienta verde es perfecta para acompañar una rica pasta, así como también un pollo a la plancha con patatas fritas o al vapor. No hay límite con esta deliciosa y cremosa salsa, para aprovecharla en muchos usos en la cocina. Anímate a prepararla y dale un toque diferente y muy especial a tus comidas.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias