Recetas de postres

Receta de Biscuit glacé

biscuit glacé
Receta de biscuit glacé
Comentar

Prueba hacer esta receta de biscuit glacé añadiendo diferentes sabores y será el deleite de grandes y pequeños. Apréndete sus pasos, es fácil.

El biscuit glacé, también conocido como biscuit helado, es una preparación tradicional, muy rica y distinguida. El resultado es similar al helado y la textura se logra incorporando mucho aire durante la preparación. Este postre se realiza a base de nata y huevos; siguiendo los pasos adecuados, es sencillo y rápido de elaborar. El biscuit glacé es la manera que se ha utilizado tradicionalmente para preparar helados en casa y resulta de una suavidad extraordinaria.

Lo bueno de esta receta es que, cambiando pequeños ingredientes, se logra transformar en una versión diferente cada vez. Lo importante es seleccionar materia prima de calidad y hacerlo con cuidado y paso por paso. De esa manera, la textura cremosa será sorprendente. En esta receta se ha utilizado el sabor de vainilla, pero pueden darse toques muy diferentes.

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 500 ml de nata para montar
  • 200 gr de azúcar
  • 90 gr de agua
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Opcional: lo que se desee añadir para saborizar: licor, brandy, etc.
  • Cómo preparar biscuit glacé:

    1. En primer lugar, colocar el azúcar y el agua en un cazo para preparar un almíbar. Llevarlo al fuego y una vez que entre en ebullición, dejarlo cinco minutos más.
    2. Mientras, batir las yemas con una batidora y cuando el almíbar esté listo, verterlo a hilo cuidadosamente, sin dejar de batir hasta que quede una mezcla espumosa y temple la temperatura. Reservar.
    3. Por otro lado, montar las claras a punto de nieve formando un merengue.
    4. En otro recipiente, semi montar la nata.
    5. Añadir el merengue a la mezcla de yemas y azúcar, con movimientos envolventes y una vez que se encuentre integrado, incorporar la nata con cuidado. Agregar la esencia de vainilla y terminar de mezclar.
    6. Verter la mezcla en un molde evitando que se formen burbujas de aire y dejar lisa la superficie.
    7. Llevar la preparación al congelador durante al menos 6 horas para que tome consistencia.
    8. A la hora de servir, colocar el molde unos segundos en agua templada y dar vuelta.
    9. Servir con reducción de vino, unas gotas de licor, sirope del sabor que apetezca o ralladura de naranja.biscuit glacé

    Podrás comprobar que este biscuit glacé es un postre diferente. Si bien se considera tradicional, siempre sorprende en la mesa, porque puede tener sabores y matices diferentes. Anímate a hacer este postre delicioso y una vez que le cojas el truco, será cuestión de minutos. ¡Siempre es una buena ocasión para disfrutar de un helado hecho en casa!

    Últimas noticias