Recetas de salsas

Salsa de cúrcuma y miel

Salsa de cúrcuma y miel
Receta de Salsa de cúrcuma y miel fácil de preparar
Comentar

La salsa de cúrcuma y miel es una de las más beneficiosas para la salud que existe. Esta salsa es una dosis de buenas propiedades por si misma. Una especie de remedio natural que nos ayudará a superar problemas digestivos y obtener unos mejores resultados a la hora de comer una carne o un pescado un poco más especial. Esta salsa combinará de maravilla con una carne blanca o pescado azul, perfectos para darles a nuestro cuerpo grandes beneficios que llegarán de forma sencilla, rápida y deliciosa. Apúntate a la moda de la cúrcuma como especia indispensable de la cocina y mézclala con un poco de miel, toma nota de una receta 100% saludable.

Ingredientes:

  • 100 gr de miel de abeja
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Cómo preparar salsa de cúrcuma y miel:

    1. La llamada miel de oro tiene una serie de beneficios que será mejor que tengamos en cuenta antes de preparar esta salsa. Las medidas son siempre por cada 100 gr de miel una cucharada de cúrcuma, dependiendo las cantidades que necesitamos iremos colocando más o menos de estos ingredientes.
    2. En un cazo colocamos la cantidad de miel que necesitamos, cuanto más pura sea más compacta, un poco de calor le vendrá bien para que se vaya fundiendo y de esta manera sea más fácil de trabajar con ella.
    3. A medida que se vaya fundiendo le ponemos la cúrcuma. Esta especia le dará un color mucho más intenso, además de su aroma característico. Si no estamos acostumbrados a este sabor podemos ir poniéndola poco a poco hasta que consigamos el equilibrio perfecto de sabores que nos interesa.
    4. Ponemos un poco de sal para que no se note tanto la intensidad de la miel, aunque la esencia de esta salsa es el dulzor principal. La pimienta le dará un punto picante de lo más interesante, el dulce picante es un sabor muy deseado, en especial para todo tipo de carnes.
    5. Seguimos con la salsa, esta mezcla homogénea deberá quedar un poco más suelta. Para conseguir aligerarla le ponemos un poco de aceite de oliva. Seguimos mezclando hasta poder obtener una salsa líquida.
    6. Untamos con esta salsa la pieza de carne o de pescado que nos interesa. Queda bien con atún y salmón, pescados grasos o con carne de cerdo y aves. Pondremos directamente la pieza en la parilla para que se cocine y deje ese aroma tan especial. Añadiremos una segunda capa por encima cuando tengamos la carne o el pescado cocinados.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias