Recetas de postres

Receta de Crema catalana de mango

Crema catalana de mango
Receta de Crema catalana de mango
Comentar

La receta de crema catalana de mango es un postre con un sabor especial. Esta tradicional catalana adquirirá un toque tropical con la llegada del mango, atrévete a sorprender con esta receta.

La crema catalana de mango es un postre tradicional con un sabor inesperado. La crema catalana es un dulce típico que se cocina con unos ingredientes básicos, las yemas de huevo y la maizena son las encargadas de crear esa crema con aroma a limón que ha traspasado fronteras. La capa superior realizada con azúcar caramelizado es otra de sus peculiaridades. Si a este dulce le vamos a poner un poco de alegría con la llegada del mango, tendremos una receta ganadora. La fusión de loa tradicional con una fruta que hace poco que ha llegado a nuestras casas puede ser algo impresionante, toma nota de cómo se cocina una crema catalana de mango.

Ingredientes:

  • 300 gr de pulpa de mango
  • 200 ml de nata
  • 1 rama de canela
  • 1 cáscara de limón
  • 50 gr de azúcar
  • 3 yemas
  • 30 gr de Maizena
  • Azúcar moreno para quemar por encima

Cómo preparar una crema catalana de mango

  1. El primer paso de esta receta es hacernos con todos los ingredientes principales, serán los básicos de una crema catalana, pero con el añadido de un poco de mango. Esta fruta tropical puede ser complicada de pelar, pero con unos sencillos trucos se convertirá en una tarea sencilla y rápida.
  2. Trituramos el mango hasta tener lista una pulpa repleta de sabor y de color que se convertirá en una buena base de nuestra crema catalana. La pondremos con la nata, la rama de canela y la cáscara de limón al fuego.
  3. Estos ingredientes serán los encargados de aromatizar una receta que puede ser de lo más especial. A medida que se vaya calentando y aromatizando, le iremos poniendo el azúcar para ir endulzando este sueño de postre maravilloso.
  4. Cogemos un poco de nata y diluimos en ella la maizena. Incorporamos esta harina refinada perfectamente diluida en la nata en esta mezcla. Espesará un poco y nos permitirá retirar la canela y el limón que habrán cumplido su función.
  5. En un bol vamos a batir las yemas hasta que estén perfectamente mezcladas. Las iremos incorporando poco a poco a la crema, retiramos primero del fuego para que se mezclen mejor y a continuación, volvemos a poner en el fuego.
  6. El punto de esta crema es espeso como unas natillas tradicionales. Cuando tengamos lista esta textura, retiramos del fuego y servimos en vasitos individuales. Nos quedará el toque final, poner el azúcar y quemar la parte superior. Tendremos lista una crema catalana de mango exquisita.

Últimas noticias