Recetas de postres

Magdalenas caseras de la abuela: una receta de pueblo

Magdalenas caseras de la abuela: una receta de pueblo
madalenas caseras

Estas magdalenas caseras de la abuela son un clásico que tiene su origen en el típico horno de leña de cualquier pueblo de nuestro país. Esas manos artesanas que fusionan unos ingredientes sencillos, un bocado tipo bizcochito esponjoso coronado por el crujiente de azúcar que nos hace soltar más de una lagrima. Comer las magdalenas caseras de la abuela es un placer en todos los sentidos que con un poco de tiempo nos podemos permitir en casa. Unos ingredientes que tienes en la cocina, un molde con las clásicas cápsulas para crear el dulce de los desayunos y las meriendas con alma más deseado, atrévete con estas magdalenas caseras.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 1 vaso de leche
  • 250 gr de harina
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Ralladura de la cáscara de un limón
  • 1 sobre de levadura
  • 250 g de azúcar
  • Canela
  • Cómo preparar unas magdalenas caseras de la abuela

    1. Estas magdalenas son muy fáciles de preparar, solo debemos asegurarnos de tener una buena materia prima para conseguir el acabado perfecto.
    2. Empezaremos a cocinarlas encendiendo el horno. Lo pondremos a 180º. Este es el primer truco para conseguir unas magdalenas de lujo, si el horno no está caliente no subirán.
    3. Preparamos el molde con las cápsulas, de esta manera solo tendremos que poner la masa cuando la tengamos lista.
    4. Batimos los huevos con el azúcar, le daremos un punto de alegría a una base muy especial. Deberá doblar el tamaño esta mezcla y tener un color pálido para estar lista.Magdalenas caseras de la abuela: una receta de pueblo
    5. Lo mejor es usar las varillas eléctricas para conseguir el acabado perfecto. Con todo listo, incorporamos el aceite de oliva.
    6. Integramos este elemento líquido al que le sumaremos otro ingrediente igual de necesario. Cuando el aceite esté integrado, ponemos la leche.
    7. La cascara de limón y el toque de canela serán los ingredientes que le darán sabor a esta mezcla cargada de buenas sensaciones.
    8. Llegará el punto de poner los ingredientes sólidos. Tamizamos la harina y la levadura y las vamos integrando en la mezcla.
    9. Con la masa lista, rellenamos la mistad de los moldes. Debemos tener en cuenta que subirán en el horno, doblando su tamaño.
    10. Todo estará listo, solo nos faltará el azúcar por encima que le dará el acabado crujiente. Hornearemos a 180º hasta que estén listas.
    11. Atrévete a probar la receta con la que cambiarás los desayunos y las meriendas de tu casa con un bocado que te recordará a los dulces más auténticos de este país.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias