Lasaña de salmón ahumado

Recetas de confinamiento: Lasaña de guacamole, mozzarella y salmón ahumado
Recetas de confinamiento: Lasaña de guacamole, mozzarella y salmón ahumado
Comentar

La lasaña de salmón ahumado es una de las más sencillas de preparar y de las que quedan más ricas. El salmón ahumado es uno de esos ingredientes estrella, podemos hacerlo en casa o comprarlo hecho, con la ventaja de que es un alimento destinado a durar. Un pescado azul rico en Omega 3, perfecto para cuidarnos, se convertirá en la base principal de una lasaña que se preparará en un abrir y cerrar de ojos. Si quieres conseguir una gama de sabores impresionantes, toma nota de esta lasaña de salmón ahumado, tendrás éxito en su elaboración y los aplausos asegurados con esta mezcla de texturas increíble.

Receta de lasaña de salmón ahumado

Ingredientes:

  • 8 láminas de lasaña
  • 400 gr de salmón ahumado en lonchas
  • 1 aguacate
  • 80 ml de zumo de lima
  • 125 ml de aceite de cacahuete
  • 1 cucharada de eneldo fresco picado
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 100 gr de hojas frescas de espinaca
  • Cómo preparar lasaña de salmón ahumado

    1. Empezamos la lasaña cociendo la pasta. Para esta receta utilizaremos unas láminas de pasta fresca que puedan combinar a la perfección con el resto de los ingredientes. Siguiendo las instrucciones vamos a hervirlas unos minutos con abundante agua y un poco de sal. Cuando esté lista la retiramos y escurrimos, para que seque la pondremos sobre papel absorbente.
    2. Pasaremos una vez la tenemos las láminas cocinadas a montar la lasaña. Esta lasaña es en frío, así que no necesitará horno, la tendremos inmediatamente después lista para servir.
    3. Colocamos las láminas directamente en la bandeja o plato de cada comensal. Empezamos con dos piezas. Encima colocamos el salmón de forma uniforme, deberá quedar perfectamente cubierta.
    4. A continuación, volvemos a poner una lámina de lasaña. Encima esta vez, colocaremos el aguacate pelado, deshuesado y cortado en láminas. Deberá ser el segundo piso de este plato. Le ponemos sal y unas gotas de limón para evitar que se oxide.
    5. Ponemos la penúltima de las láminas de lasaña. Encima disponemos el salmón y finalmente, una tapa de pasta coronada con las últimas tiras de salmón. Tendremos preparada de esta manera tan sencilla la lasaña.
    6. Para acompañar este plato preparamos un aliño con zumo de limón, eneldo y mostaza. Lo mezclamos todo para incorporárselo a las espinacas con un poco de sal. El resto del aliño irá directamente sobre la lasaña.
    7. Podemos dejar esta lasaña fresca en la nevera y servirla en el momento adecuado, estará aún más deliciosa si ha reposado unos minutos. La podremos disfrutar en la mejor de las compañías posibles.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias