Recetas de postres

Receta de Tarta de remolacha y zanahoria

Tarta de remolacha y zanahoria
Receta de Tarta de remolacha y zanahoria
Comentar

Se puede disfrutar de un delicioso postre sin descuidar la salud y los ingredientes naturales. Esta tarta de remolacha y zanahoria es una deliciosa elección.

Esta tarta de remolacha y zanahoria es la opción ideal para darse un gusto dulce, pero sin perder el aspecto nutricional de las comidas. Se trata de un postre muy rico que de seguro les encantará a toda la familia y amigos. Además, es muy fácil de preparar y no requiere de gran cantidad de ingredientes ni de mucha complicación. Una opción dulce tan deliciosa como saludable, que gustará a toda la familia.

Tanto la remolacha como la zanahoria son alimentos muy saludables y completos a nivel nutricional. En este sentido, la remolacha es rica en vitaminas y minerales, así como también en nitratos de origen vegetal que ayudan a bajar la presión arterial, combate la inflamación y mejora el rendimiento físico. Por otro lado, la zanahoria es una excelente fuente de potasio y fósforo, así como en vitamina A que ayuda al fortalecimiento del cabello, uñas y mejora la visión.

Ingredientes:

  • 500 gramos de zanahorias
  • 500 gramos de remolacha
  • 190 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de polvo de hornear
  • 100 mililitros de aceite de girasol
  • 100 mililitros de agua
  • Cómo hacer la tarta de remolacha y zanahoria:

    1. Lavar, pelar y cortar en trozos o cuadros pequeños las zanahorias y las remolachas.Tarta de remolacha y zanahoria
    2. Colocar en el envase de una licuadora las zanahorias y las remolachas. Agregar también el aceite y el agua. Triturar hasta que se forme una pasta ligera y homogénea.
    3. Agregar el contenido de la licuadora en un bol grande.
    4. Incorporar al bol el azúcar y el polvo de hornear. Mezclar muy bien.
    5. Después ir agregando y mezclando poco a poco la harina cernida. Remover hasta que todos los ingredientes se integren a la perfección. Este paso se puede hacer a mano o con la ayuda de una batidora manual o fija.
    6. Engrasar un molde y precalentar el horno a 180 grados.
    7. Verter la mezcla en el molde y meter en el horno cuando el mismo esté bien caliente. Dejar cocinar durante 25 minutos o hasta que al introducir un palito de madera el mismo salga completamente limpio.
    8. Transcurrido el tiempo, sacar del horno y enfriar antes de desmoldar.

    Esta tarta de remolacha y zanahoria puede ser aún más ligera si se sustituye el azúcar por algún edulcorante. Lo importante es respetar las equivalencias, ya que los edulcorantes suelen endulzar mucho más que el azúcar natural. Se trata, eso sí, de una excelente opción para darse un gusto dulce y saludable. ¿Te animas a preparar esta sencilla receta para tu familia?

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias