Recetas vegetarianas

Receta de Gratinado de calabacín y tomate

Receta de Gratinado de calabacín y tomate
Gratinado de calabacín y tomate
Comentar

¿Te gusta cocinar en casa y buscas un plato realmente intenso en sabor? Toma nota de este gratinado de calabacín y tomate. Te sorprenderá.

El gratinado de calabacín y tomate es un alimento vegetariano con un sabor muy intenso. De hecho, este plato guarda cierto paralelismo con la lógica del típico pastillo italiano pero sin la carne.  Es por esto que suele utilizarse como una de esas propuestas muy útiles para introducir a los niños a comer vegetales. Para lograr ese sabor y consistencia se recurre al queso y a la técnica de cocina llamada gratinado. Esta tiene origen francés y de hecho su nombre se debe al vocablo gratiner. Básicamente, se trata de tostar la capa superficial de los alimentos generando una capa más endurecida.

Este plato permite una presentación crujiente y un sabor elaborado a partir de productos bajos en grasas. Su base, el calabacín, es un alimento compuesto por 95% de agua. Es rico en vitaminas C, B, A, omega 3 y oligoelementos. Toda esta aportación es posible con apenas 15 calorías, que es lo que tiene cada unidad en promedio. A continuación, te enseñaremos a preparar uno de los platos naturales más baratos, sabrosos y sanos de la cocina occidental… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 750 gramos de tomates
  • 1 kilo de calabacín
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1 rama de tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 100 gramos de queso manchego
  • Cómo preparar gratinado de calabacín y tomate:

    1. Pelar y picar la cebolla y el ajo en cortes finos.
    2. Limpiar la piel de la zanahoria y cortar en dados pequeños.
    3. Rehogar los ajos y la cebolla en una sartén utilizando un poco de aceite de oliva.
    4. Escaldar, pelar y cortar en dados los tomates.Gratinado de calabacín y tomate
    5. Añadir la zanahoria a la sartén picada cuando las cebollas estén blandas.
    6. Incorporar los tomates a la sartén con la mezcla de la cebolla y la zanahoria.
    7. Sazonar la mezcla con sal, pimienta, pimentón dulce y el tomillo.
    8. Cocinar la mezcla de la sartén durante unos 10 minutos más aproximadamente.
    9. Lavar los calabacines y cortarlos en dados grandes.
    10. Rehogar los calabacines en otra sartén con un poco de aceite.
    11. Engrasar una bandeja para hornear y colocar la mitad del calabacín, luego la mezcla de los tomates, cerrando con la otra parte de los calabacines.
    12. Rectificar el punto de sal del conjunto.
    13. Espolvorear el queso rallado y gratinar durante unos 15 minutos aproximadamente a 180 grados centígrados.

    Es importante que el tomate sea abundante en el gratinado de calabacín. Esto es lo que asegurará que el plato adquiera la consistencia y el sabor esperados. El mejor acompañante del gratinado de calabacín y tomate es el pan. Si podemos prepararlo con un poco de mantequilla de perejil y ajo será mejor…

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias