Recetas de pollo

Receta de alitas de pollo picantes con salsa de queso azul

Receta de alitas de pollo picantes con salsa de queso azul
Alitas de pollo picantes con salsa de queso azul
Comentar

Estas alitas de pollo picantes con salsa de queso azul son una maravilla repleta de contrastes y de buenas sensaciones.

Estas alitas de pollo picantes con salsa de queso azul son una maravilla repleta de contrastes y de buenas sensaciones. Las alitas de pollo picantes son ese clásico que gusta a todos y que podemos comer en cualquier momento. Frente al televisor en una merienda de las que hacen historia o como aperitivo antes de comer, un mundo de posibilidades se abre por completo con esta carne blanca. El punto picante será el encargado de darle sabor a un plato que ganará en cremosidad gracias a la salsa de queso azul. Si quieres disfrutar de unas alitas de pollo picantes con salsa de queso azul de restaurante, toma nota de esta receta.

Ingredientes:

  • 250 gr de alitas de pollo
  • 1 cucharadita de tabasco
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva
  • ½ limón
  • Para la salsa:

    • 100 gr de queso azul, roquefort o cabrales
    • 2 cucharadas de mayonesa
    • 1 yogur
    • ½ limón
    • 1 diente de ajo
    • Pimienta
    • Sal

    Cómo preparar unas alitas de pollo picantes con queso azul

    1. Estas alitas además de estar deliciosas son muy fáciles de cocinar. Uno de los secretos de este plato es conseguir que las alitas maceren un poco antes de prepararlas.Receta de alitas de pollo picantes con salsa de queso azul
    2. Ponemos en un bol las alitas con sal y pimienta al gusto. Le añadimos un chorrito de zumo de limón y dejamos que reposen.
    3. Cuando sea el momento de cocinarlas, ponemos un poco de aceite en una sartén añadimos el tabasco y el pimentón. Mezclamos bien.
    4. Es importante que no cojan mucha temperatura para conseguir que los sabores se fusionen y les den a las alitas el sabor que necesitan.
    5. Con todo listo lavamos las alitas. Nos aseguramos de que no tengan ninguna pielcilla o impureza. De no tener alitas podemos hacer la misma receta con muslos o trocitos de pechuga.
    6. Ponemos las alitas en el fuego. Las vamos a untar bien con el aceite, a fuego lento se irán cocinando. Tendrán un color de lo más marcado que nos servirá para que nos quede una carne blanca de lujo.
    7. Podemos hacer la misma receta en el horno, de esta manera tendrán menos grasa, reduciendo un poco la cantidad de aceite.Receta de alitas de pollo picantes con salsa de queso azul
    8. Cuando estén las alitas listas, las retiramos del fuego y las ponemos sobre papel absorbente. Será el turno de la salsa.
    9. Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y los trituramos. Conseguiremos una salsa ligera y deliciosa.
    10. Servimos las alitas calientes con esta salsa increíble. Solo nos quedará probarlas y disfrutarlas frente a nuestra serie favorita o en una cena de tapas especial.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias