Isco, que fue suplente una vez más en Liga ante el Rayo Vallecano, se llevó otro castigo de Santiago Solari al no haber calentado ni un solo minuto durante el choque. Compañeros como Vinicius, Ceballos, Valverde u Odriozola calentaron, pero el malagueño se pasó los 90 minutos sentado en el banquillo.

  • Especial -  mundial de clubes 2018

  • más deportes