Recetas de pescado y marisco

Receta de mejillones salteados a las finas hierbas

Receta de mejillones salteados a las finas hierbas
Mejillones salteados a las finas hierbas
Comentar

Estos mejillones salteados a las finas hierbas son la tapa o entrante perfecto.

Estos mejillones salteados a las finas hierbas son la tapa o entrante perfecto. Para los amantes del buen marisco, unos mejillones son imprescindibles. Un ingrediente que podemos incorporar de vez en cuando a nuestro menú semanal no es necesario que sea un día festivo para poder disfrutarlos. Con unos sabores conocidos que conseguiremos con un poco de ajo y perejil crearemos una base perfecta para estos mejillones. Atrévete a probar una receta sencilla y deliciosa, con un buen vino blanco el éxito estará asegurado. Toma nota de cómo preparar estos mejillones paso a paso.

Ingredientes:

  • 2 kg de mejillones
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • ½ limón
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Cómo preparar unos mejillones salteados a las finas hierbas

    1. Esta receta tiene la capacidad de adaptarse a cualquier mesa, lo más importante es contar con una buena materia prima. En este caso, los mejillones deberán ser frescos y de la mejor calidad posible. Serán los protagonistas de esta maravilla.Receta de mejillones salteados a las finas hierbas
    2. Lavamos los mejillones, les quitamos cualquier impureza que puedan tener. Los ponemos en una cazuela con el medio limón troceado. Tapamos y esperamos a que se cocinen. Tardarán unos minutos a que se abran.
    3. Paramos el fuego, los que no se hayan abierto los dejamos, es posible que no estén bien. Retiramos la cáscara de los mejillones y los vamos reservando. Podemos dejarles la cáscara, aunque son más fáciles de comer sin ella.
    4. Pelamos y cortamos muy finita la cebolla. Repetiremos la operación con los ajos. Los laminamos para que puedan convertirse en el fondo de una receta ideal.
    5. En una sartén empezamos a pochar la cebolla y los ajos. Nos interesa que queden lo más suaves posibles.
    6. Cuando la cebolla y ajos empiecen a estar tiernos, incorporamos los mejillones. No es necesario añadir sal, los propios mejillones ya tienen este sabor tan característico.
    7. Dejamos que se cocinen todos estos sabores unos 5 minutos. Hasta que se haya creado una tapa casi perfecta.
    8. Le daremos un poco de alegría con la guindilla. Le pondremos un trocito para que tengan un sabor picante. Si nos gusta mucho, podemos ponerla entera.Receta de mejillones salteados a las finas hierbas
    9. Lavamos el perejil y lo picamos muy finito. Coronamos estos mejillones con este elemento, le dará sabor y color.
    10. Servimos estos mejillones con un poco de pan y un buen vino blanco. Tendremos listo un entrante o tapa a base de marisco realmente maravilloso. Solo nos quedará probarlo y disfrutarlo con la mejor de las compañías posibles.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias