La dictadura lingüística de la Generalitat Valenciana es un arma electoralista cargada contra el futuro de los niños y contra el propio sentido común. Especialmente grave y sin sentido...

Últimas noticias