Recetas para mascotas

Leche materna para gatos casera, la receta definitiva

Leche materna para gatos casera, la receta definitiva
leche gatos
Comentar

Los gatos son animales maravillosos que pueden necesitar una receta de leche materna para sobrevivir.

4 recetas caseras para ahorrar dinero en el cuidado de mascotas

Alimentos que no puede comer tu gato

7 objetos peligrosos para gatos que no debes tener en casa

Los gatos son animales maravillosos que pueden necesitar una receta de leche materna para sobrevivir. Especialmente los gatos callejeros están expuestos a una gran variedad de peligros que podría costarles la vida. Una madre que deja a sus cachorros y se marcha en busca de comida, puede no volver o incluso fallecer durante el parto si aparece cualquier complicación. En estos casos, es importante saber que lo ideal es preparar leche materna para gatos casera. La alimentación los primeros tiempos de cada animal es fundamental y tiene que ser lo más parecida a la natural. Cada ingrediente de esta receta cumple una función que es importante para el gato y que reemplaza los nutrientes maternos. Si bien existen leches maternizadas para gatitos en el mercado, no siempre son el producto más adecuado. Además, suelen ser productos elevados en cuanto a su precio.Leche materna para gatos casera, la receta definitiva

No obstante, antes de darle cualquier leche, debemos tener en cuenta la opinión del veterinario, que será en definitiva el profesional que nos orientará hasta obtener la mejor decisión para los gatos que acabamos de encontrar. Darlos en adopción a personas que estén preparadas para cuidarlos o emprender el camino de la lactancia puede ser una decisión complicada, si nos gustan los animales tomaremos la que mejor se adapte a ellos. Una vez tengamos claro si los vamos a cuidar o los entregaremos en adopción, prepararemos la leche, de compra o de esta receta, no vamos a poder cambiarla o los pequeños podrían sufrir problemas estomacales.

No cualquier leche es apta para que los gatitos bebés la toleren. La leche de vaca no es adecuada, ya que suele ser muy pesada y difícil de digerir. La leche sin lactosa es mucho mejor porque es más fácil de digerir. Por otra parte, añadir miel proporciona anticuerpos que son importantes para evitar enfermedades. La incorporación de huevo es una manera de añadir proteínas y vitaminas. Siempre hay que procurar no añadir el huevo crudo. Esta receta lleva unas gotas de limón en el caso que la leche tenga lactosa; si no tiene lactosa no es necesario añadirlo.

Ingredientes:

  • Leche sin lactosa (puede ser leche evaporada). La cantidad dependerá de la cantidad d gatitos a alimentar.
  • 2 gotas de limón 1 cucharada de mantequilla
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de miel
  • Cómo preparar leche materna para gatos casera:

    1. En primer lugar, colocamos la leche en una olla para que se empiece a calentar, los gatitos la tomaran templada, nunca muy caliente.
    2. Añadiremos la yema de huevo y mezclaremos ambos ingredientes para que se integren. De esta manera la leche tendrá esta aportación extra de nutrientes que los bebés de gato necesitan.
    3. Una vez que se mezclen bien estos ingredientes, llevaremos el recipiente al fuego hasta que rompa a hervir y lo dejaremos allí unos minutos.
    4. Retiramos del fuego y dejamos que la preparación se entibie ligeramente, será la manera de que los gatitos puedan tomarla.
    5. En caliente puede ser el momento adecuado para añadir la cucharada de miel que se disolverá en la leche.
    6. La miel les ayudará a desarrollar su sistema inmunológico y tendrá ese sabor dulce que les encantará.
    7. Los bebés de gato estarán acostumbrados a la leche materna que tiene un dulzor que les gusta. La miel conseguirá un efecto similar, siendo igual o casi igual de saludable.leche materna para gatos casera
    8. Añadimos la cucharada de miel y mezclar bien. Derretiremos ligeramente la mantequilla y añadirla a la mezcla anterior.
    9. La mantequilla le aportará una dosis extra de energía que ayudará a nuestros bebés a crecer fuertes y sanos.
    10. Mezclaremos bien cuidando que no queden grumos o podría no ser agradable para los gatitos y provocarles algún cólico.
    11. Vertemos la leche en un recipiente de vidrio y llevaremos al refrigerador. En la nevera, esta leche puede durar hasta cinco días en buen estado.
    12. Para dársela a los gatitos, calentaremos la leche y la colocamos en una jeringa o en un biberón de gatos. Daremos de beber hasta que el gatito quede satisfecho.
    13. Después le acariciaremos la tripa con cuidado hasta que haga sus necesidades, seremos como su madre gatuna.
    14. Los gatitos pequeños deben comer bien y también hacer sus necesidades para que puedan desarrollarse completamente.
    15. No es fácil que puedan sobrevivir, pero el esfuerzo merece la pena. Cada tres horas o cuatro, los gatitos pedirán su leche.
    16. Con constancia y esfuerzo se puede conseguir que los gatitos salgan adelante y al final de este proceso y gracias a esta receta de leche pueden tener una nueva vida.

    ¿Te animas a probar con esta leche materna para gatos casera? Si la situación lo exige, es la mejor manera de darle a nuestro gatito una alimentación sana. Ten en cuenta que, en caso de ser necesario, es la mejor forma de cuidar a tu mascota.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias