Recetas de bebidas

Gin Fizz: el Gin Tonic perfecto para los amantes de la ginebra

Gin Fizz
Comentar

En gin fizz es el cóctel perfecto para los amantes de la ginebra, más allá del gin tonic de toda la vida, hay todo un mundo por descubrir.

Cóctel entre sábanas

Esta es la receta del cóctel Cosmopolitan más auténtico, el favorito de Carrie Bradshaw

Cóctel San Francisco

Si eres un gran amante de la ginebra, te animamos a probar el Gin Fizz, una bebida deliciosa y fresca. Es ideal para poner el punto final a una cena con amigos y/o familiares o, por qué no, para darte un homenaje tras una larga semana de trabajo. Por supuesto, el alcohol siempre hay que beberlo con moderación.

Historia del Gin Fizz

El Gin Fizz es un cóctel originario de Estados Unidos. Se creó en Nueva Orleans y se hizo muy popular durante los años 20. A día de hoy, más de un siglo después, se considera una de las mezclas más populares con ginebra.

Durante la ley seca, las autoridades perseguían el alcohol y castigaban a quienes lo consumían con mano de hierro. El Gin Fizz pasaba desapercibido por su gran parecido a un zumo, así que se hizo especialmente famoso.

Pero, ¿por qué se llama así? Por un lado, el Gin se debe a la ginebra, la base alcohólica del cóctel. Y, por otro lado, el Fizz hace referencia al sonido que hace la soda al mezclarse con el zumo.

Ingredientes

  • 60 mililitros de ginebra
  • 90 mililitros de soda
  • Un chorro de zumo lima
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 trozo de limón
  • Cubitos de hielo
  • Cómo preparar el Gin Fizz

    1. Para comenzar con la elaboración del cóctel, el primer paso consiste en añadir hielo a la coctelera. Luego, añade la ginebra.
    2. Añade la media cucharadita de azúcar y el zumo de lima. Agita la coctelera durante 10 segundos.
    3. Vierte el contenido en un vaso tipo long drink.
    4. Completa el vaso con soda.
    5. Decora con rodaja de limón, ¡y a disfrutar!

    Por último, con motivo del Día Internacional del Gin Tonic, queremos destacar una curiosidad sobre esta popular bebida. Aunque su origen data del siglo XVII, no fue hasta el siglo XVIII cuando se volvió muy popular, aunque no como bebida, sino como remedio natural contra la malaria. En aquella época se mezclaba la quinina, un remedio contra esta enfermedad, con la ginebra para que no supera tan amargo. Esta mezcla fue la precursora de lo que a día de hoy se conoce como Gin Tonic.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias