Este es el pintor separatista que rompió la nariz a una mujer por quitar lazos amarillos

lazos
Joan Bautista Gispert fue detenido el miércoles por agredir a una mujer rusa que quitaba lazos en el Parque de la Ciutadella de Barcelona.
Comentar

OKDIARIO publica hoy en exclusiva la primera imagen de Joan Bautista Gispert, el violento que el pasado fin de semana dio una paliza a una mujer de nacionalidad rusa, cuando quitaba lazos amarillos junto a su marido y a sus hijos de cinco y siete años.

El agresor tiene 56 años y reside en el barrio de Santa Catalina de Barcelona, muy cerca de donde sucedieron los hechos. Trabaja para el Ayuntamiento que actualmente preside Ada Colau impartiendo talleres de pintura en distintos centros cívicos municipales.

La imagen que acompaña a esta noticia fue tomada en agosto de 2014 y corresponde a la inauguración de una exposición colectiva organizada por la Diputación de Barcelona, en colaboración con Circuit Artístic, en el parque del Castillo de Montesquiu. En la muestra se incluyeron algunas acuarelas de Joan Gispert.

Joan Gispert fue detenido el miércoles por la Policía Nacional y, tras prestar declaración, quedó en libertad con cargos, imputado por un delito de odio y otro de lesiones. La asociación Movimiento contra la Intolerancia, que preside Esteban Ibarra, había pedido que la agresión sea tipificada como un delito de odio por motivos ideológicos, que implica una pena de hasta cuatro años de cárcel.

Los Mossos protegieron al agresor

La mujer agredida, que se encontraba acompañada de su marido y sus hijos de cinco y siete años, decidió denunciar los hechos ante una Comisaría de la Policía Nacional, tras constatar la completa pasividad de los Mossos d’Esquadra. De hecho, cuando se produjo la agresión, tres agentes de la Policía autonómica acudieron al lugar, ante los gritos del marido de la víctima y de otros testigos presenciales.

Los Mossos se encontraron ante un individuo violento, que acababa de dar una paliza a una mujer en medio de la calle. Pero ni se lo llevaron detenido a Comisaría ni le denunciaron por violencia machista. Se limitaron a pedirle el DNI al agresor y le aconsejaron que ponga una denuncia contra la mujer a la que acababa de propinar una paliza.

Según la denuncia presentada por la mujer en Comisaría, Joan Gispert le recriminó que quitara lazos amarillos y le dirigió expresiones xenófobas como “¡Vete a tu país, extranjera de mierda!” Luego le dio un puñetazo en la cara que la derribó, y siguió golpeándola cuando se encontraba en el suelo, hasta que varias personas lograron separarle.

Los medios de comunicación independentistas han intentado minimizar esta brutal agresión contra una mujer, cuyo marido es afiliado de Ciudadanos (C’s). La Vanguardia aseguró que no hubo “motivos políticos” en la agresión porque, según el diario del Grupo Godó, Joan Gispert no dio una paliza a la mujer por quitar lazos amarillos, sino por arrojarlos al suelo. La televisión pública de la Generalitat TV3 fue más lejos y aseguró que la actuación violenta del agresor fue una muestra de “civismo”.

Torra criminaliza a las víctimas

Previamente, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el ex presidente Carles Puigdemont se habían encargado de legitimar el uso de la violencia contra quienes quitan lazos amarillos, al calificarles de “grupos armados organizados” y “terroristas”.

En un artículo publicado en la prensa, Torra también ha calificado de “fascistas” a los que quitan lazos amarillos y ha anunciado que los Mossos actuarán con la máxima contundencia contra ellos. Los mismos Mossos que se negaron a detener al violento que acababa de dar una paliza a una mujer por quitar lazos amarillos.

Últimas noticias