Recetas de postres

Receta de pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco

Receta de pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco
Pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco
Comentar

Este pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco es una delicia fácil de preparar. Cocinar un pastel a base de una fruta tan especial como la piña es un acierto.

Este pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco es una delicia fácil de preparar. Cocinar un pastel a base de una fruta tan especial como la piña es un acierto. La piña es un ingrediente diurético y saludable que nos ayudará a traer a la mesa un dulce repleto de buenas sensaciones. El queso fresco puede ser sin grasa y el chocolate blanco convertirse el elemento destacado de la base dulce de la receta. Si quieres cocinar un pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco digno de un restaurante, toma nota de esta receta.

Ingredientes:

  • 100 gr de copos de maíz
  • 200 gr de chocolate blanco
  • 100 ml de nata
  • 1 lata de piña en almíbar
  • 1 hoja de gelatina
  • 400 gr de queso fresco
  • 150 ml de zumo de piña
  • Zumo de limón
  • 50 gr de azúcar
  • 400 ml de crema de leche
  • Cómo preparar un pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco

    1. Vamos a empezar este sencillo pastel sin horno con la base principal. Ponemos el chocolate blanco a fundir, podemos hacerlo al baño maría o en el microondas. Lo vamos a hacer con cuidado en cualquiera de las dos formas, este tipo de chocolate se puede fundir con facilidad.Receta de pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco
    2. Para darle consistencia a la base, mezclamos el chocolate blanco con los copos de maíz y la nata. Trituramos todo y ponemos en un molde desmoldable. Apretamos muy bien la base para que nos quede perfecta.
    3. Ponemos la gelatina en agua fría para que se empiece a hidratar. Disolvemos en un poco de agua para poder mezclarla mejor con el resto de los ingredientes.
    4. Mezclamos el queso con el zumo de piña, un chorrito de zumo de limón, queso fresco y azúcar. Vamos a hacer una especie de crema, que se fusionará con la leche.
    5. Cuando esté este relleno listo lo mezclamos con la gelatina. Irá directamente a rellenar la parte superior de la base. Podemos hacerlo con capas para que vaya quedando un pastel más vistoso, poniendo la piña en el centro.Receta de pastel de piña y queso fresco con base de chocolate blanco
    6. Finalmente, y para conseguir un pastel más bonito, le pondremos la piña por encima de este relleno. Lo pondremos directamente en la nevera y esperaremos a que cuaje. Este pastel necesitará unas dos horas para estar perfecto. Servimos bien fresquito y lo disfrutamos, habremos creado un postre saludable impresionante.

    Lo último en Recetas