San Valentín

Lo que no deberías comer en una cena de San Valentín 2019

Platos que no deberás cenar en San Valentín
Platos que no deberás cenar en San Valentín
Comentar

Estos son los platos que no deberás cenar en San Valentín, si aún así te decides en cocinarlos toma nota de estas recetas, al menos hazlos lo mejor posible. Pizzas, patata con verduras o pasta con atún son los peores enemigos de romanticismo.

Sant Valentín es el día de los enamorados por excelencia, ese momento especial que esperamos durante todo el año. Una cena de gala jamás puede incluir algunos platos demasiado comunes o muy poco elaborados. Nuestro amor no se puede hacer ni rápido, ni ser muy simple, este día necesitamos salirnos un poco de lo convencional y demostrar en un solo bocado de qué somos capaces. Toma nota de estos platos que no deberías cenar en San Valentín, elimínalos de tu menú de forma inmediata antes de que sea tarde.

Pizza boloñesa

La pizza boloñesa es un clásico de los cumpleaños infantiles y de la sección de congelados de cualquier supermercado. Si haces una pizza al horno en 15 minutos y ni siquiera la cortas en trozos estarás enviando el mensaje equivocado en San Valentín. Puedes prepararla en casa y darle un toque más elaborado.

Ingredientes:

  • 300 gr de ternera picada
  • 2 lonchas de panceta
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • 2 dientes de ajo
  • 250 gr de queso
  • 1 vaso de salsa de tomate
  • 1 copa de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Para la masa de pizza:

    • 250 gr de harina
    • ¼ vaso de leche
    • 125 ml de agua templada
    • 20 gr de levadura prensada
    • Sal

    Elaboración:

    1. Preparamos la masa o la extendemos, podemos tenerla ya lista o tenerla comprada con anterioridad.
    2. Sazonamos al gusto, antes de ponerle la panceta y la carne picada. Mezclaremos bien estos ingredientes y le añadiremos el vaso de vino.
    3. Cuando el alcohol se haya evaporado le añadiremos el tomate. Dejaremos que todos los ingredientes se cocinen durante unos 10 minutos, rectificamos de sal y pimienta.
    4. Extendemos la masa de pizza y colocamos el relleno encima. Rallaremos un poco de queso y hornearemos la pizza a 180º unos 10 minutos hasta tener lista una deliciosa pizza casera que hará historia.

    Brócoli con patata

    El brócoli con patata es una comida perfecta si acabas de salir del hospital o estás siguiendo una dieta estricta, pero en ningún caso debe estar en la mesa un San Valentín. Solo con el olor y la presentación ya son motivos suficientes para acabar la velada antes de tiempo. Aunque seas un fan de esta verdura hay mil maneras mejores de cocinarla.

    Ingredientes:

    • 1 kg de brócoli
    • 3 patatas
    • Aceite de oliva
    • 1 pastilla de caldo
    • Sal
    • pimienta

    Elaboración:

    1. Ponemos una olla con agua un poco de sal, aceite y la pastilla de caldo para que vaya diluyéndose y cogiendo un poco de sabor. Si es de verduras mucho mejor, porque coincidirá con el brócoli y la patata.
    2. Mientras se prepara la olla, limpiamos y deshacemos el brócoli. Debemos conservar esos ramilletes que van formando las distintas flores. Prepararemos también las patatas, las pelaremos, lavaremos y trocearemos.
    3. En la olla, empezaremos a hervir las patatas. Es el elemento que más tarda en hacerse. En unos minutos cuando empiecen a estar blanditas, añadiremos el brócoli. Esta verdura se cocina en unos 5 minutos.
    4. Cuando esté todo listo. Escurre bien las patatas y el brócoli. Para darle un toque de sabor, pone en una sartén un poco de aceite y dale unas vueltas.

    Macarrones con atún y mayonesa

    Los macarrones con atún y mayonesa son una receta perfecta para esos días con mucho trabajo y pocas ganas de cocinar. Se preparan en un abrir y cerrar de ojos y no tienen nada de especial, justo lo contrario que queremos demostrar un San Valentín. Traer pasta cocinada con tomate o con atún y mayonesa es un error, una cena romántica nunca podrá acabar bien.

    Ingredientes:

    • 500 gr de macarrones
    • 3 latas de atún en aceite
    • 200 gr de jamón york
    • Mayonesa casera
    • Aceitunas sin hueso
    • Sal

    Elaboración:

    1. En una olla con abundante agua, añadimos un poco de sal. Esperamos a que empiece a hervir y ponemos los macarrones.
    2. Los escurriremos cuando estén y reservaremos mientras preparamos el resto de los ingredientes.
    3. En un bol ponemos el atún en aceite, para que quede más aromatizado podemos dejar un poco de aceite. Con un tenedor desmenuzamos el atún hasta que quede suelto y se puedan seguir añadiendo los ingredientes.
    4. El jamón york lo podemos comprar en barra, para cortarlo a taquitos o en lonchas para ponerlo en trozos pequeños.
    5. Preparamos la mayonesa casera o la compramos ya lista si queremos evitarnos más trabajo.
    6. Ponemos en una fuente los macarrones. Le añadimos el atún y el jamón york. Le daremos unas vueltas. Incorporamos las aceitunas negras previamente cortadas para darle un toque de color.
    7. Finalmente, ponemos la mayonesa al gusto, removeremos bien y tendremos una ensalada fresca.

    Croissant de mantequilla

    Un croissant de mantequilla es el postre que no deberías cenar en San Valentín a no ser que estés trabajando en urgencias y salgas a las 8 de la mañana. Con un café combinan a la perfección, pero en una cena romántica no tienen nada que ver. Si quieres que llegue el desastre en este día, toma nota de esta receta, si eres fan de los croissants al menos cocínalos en casa y no los compres hechos.

    Ingredientes:

    • 500 gr harina de trigo
    • 20 gr levadura fresca de panadería
    • 190 ml de agua fría
    • 85 gr azúcar
    • 10 gr sal
    • 250 gr mantequilla

    Elaboración:

    1. Empezaremos esta receta tamizando la harina, de esta manera evitaremos que se creen grumos.
    2. Mezclamos la harina con el azúcar y un poco de sal. Haremos un pequeño agujero en el centro a modo de volcán.
    3. Disolveremos la levadura con el agua tibia y la pondremos en el centro. Amasamos esta mezcla durante unos 5 minutos.
    4. Ablandaremos la mantequilla, convirtiéndola en un cuadrado con el que podremos trabajar mejor. Con la ayuda de un rodillo la empezaremos a trabajar.
    5. Ponemos la masa en una superficie de trabajo enharinada, le daremos forma con el rodillo, hasta crear una lámina perfecta.
    6. Cortamos la masa en forma de rectángulo y colocamos una porción de mantequilla encima. Doblamos la masa y unimos de esta manera la mantequilla con la masa. Repetiremos este proceso 3 veces, hasta tener una perfecta masa similar a la de del hojaldre con algunas capas.
    7. Le damos forma a la masa la cortamos como triángulos y los enrollamos empezando por la parte más gruesa. Pintamos los croissants con el huevo batido.
    8. Los colocamos en el horno a 200º durante unos 15 minutos. Tendremos listos uno de los desayunos más especiales que existen, calentitos y con esa textura mantecosa son una auténtica maravilla.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias