Un alimento de moda

El pastrami, otra forma de consumir carne de ternera

También llamado pastrón, destaca por su bajo contenido en grasa y su alto aporte de proteínas de origen animal

Es muy fácil de preparar ya que normalmente se presenta como fiambre

El pastrami, otra forma de consumir carne de ternera
Taco de pastrami elaborado por el chef Ade Bueno, jefe de cocina de Tacomaki.

No se sabe a ciencia cierta cuáles son los orígenes del pastrami aunque todas las fuentes apuntan a que fueron los emigrantes de la comunidad judía procedente de la Europa del este los que lo introdujeron en los Estados Unidos a mediados del siglo XIX, donde se popularizó rápidamente, sobre todo en Nueva York.

No en vano, el conocido restaurante Katz’s, que fundaron unos judíos de origen rumano en 1888 como tienda-fábrica, tiene su famoso sándwich de pastrami como protagonista y con ello -¿o por el orgasmo fingido de Meg Ryan en ‘Cuando Harry encontró a Sally, aunque no comía pastrami en esa escena- se ha convertido en un icono gastronómico de la gran manzana.

El producto en sí es una carne curada en salmuera, generalmente de ternera, que se cocina ahumándola con hierbas aromáticas. Su color es rojizo, muy suave y tiene un sabor especiado. Se sirve cortada en rodajas muy finas como si fuera una chacina o un embutido y se puede usar en muchas recetas. Se puede consumir recién cortado, como si fuera jamón serrano, o rosbif, pero también se puede calentar a la plancha y servir caliente.

Propiedades y usos en cocina

El pastrami se sirve cortado como el fiambre y es fácil de conservar. Es un alimento muy versátil, que se puede utilizar en muchísimas recetas ya que se puede añadir en todas aquellas en las que intervengan carne asada o embutidos, como en platos de pasta, pizzas, bocadillos -,mejor con pan integral- o ensaladas.

Según TodoAlimentos.org, 100 gramos de pastrami contienen: 16,30 gramos de proteína; 6,21 gramos de grasa; 3,3 gramos de carbohidratos; 0,1 gramos de fibra; 6,21 gramos de grasa y aportan 139 calorías. En cuanto a los minerales: potasio (345 mg), fósforo (200 mg) y selenio (16,1 µg) y también contienen algunas vitaminas importantes: vitamina C (8,1 mg), vitamina A (12 UI) o vitamina B-9 (5 mg).

También llamado pastrón, «destaca por su bajo contenido en grasas saturadas y su alto aporte de proteínas de origen animal, lo que lo convierte en una opción saludable», destaca en declaraciones a OKSALUD el chef Ade Bueno, jefe de cocina de Tacomaki.

Ade Bueno lo elabora empleando materias primas “de primerísima calidad y mucha imaginación”: entre las recomendaciones hallamos un taco de pastrami, chutney de cebolla (mermelada dulce) y embulsión de chile serrano, que entrará a finales de enero en todos los locales del Grupo (Albacete, Valencia y Madrid).

Ciertamente, en España está pasando de ser un gran desconocido a un habitual en las cocinas y ya se puede adquirir en muchos supermercados y tiendas ‘delicatessen’ a un precio asequible. De hecho, en la pasada edición de Madrid Fusión Alimentos de España 2021, Jordi Gabaldà, del restaurante L’Immoral, se alzó con el premio al mejor bocadillo de autor de España con su «Fine Pastrami».

El pastrami es, sin duda, un alimento delicioso para introducir en nuestros hogares de manera habitual, sobre todo si no se tiene mucho tiempo para guisar. En cinco minutos puedes preparar un sabroso y saludable bocadillo. Y si quieres hacerlo casero, ¡adelante! OKSalud te explica cómo:

Sándwich de pastrami en 5 minutos

La forma más clásica y sencilla de consumir el pastrami es en forma de bocadillo o sándwich. Esta es la receta del clásico sándwich americano por excelencia.

Ingredientes para 1 unidad
● 2 rebanadas de pan de molde, mejor integral
● Pepinillo en lonchas
● 150 grs, de pastrami
● Unas hojas de rúcula
● Mostaza
● Mahonesa

Elaboración:
1. Tostar un poco el pan y untar una de las rebanadas con mostaza.
2. Cubrir la rebanada untada con láminas de pepinillo.
3. Colocar el pastrami doblando las lonchas en dos. Hay que poner mucha cantidad, no hay que escatimar, hay que colocar tantas como se pueda sin que se desmorone.
4. Añadir un poco de rúcula y cubrir con la otra rebanada de pan, que previamente se habrá untado con mayonesa.
5. Se corta en dos con un buen cuchillo y se sirve.
¡A disfrutar!

Pastrami casero

Ingredientes
● Una pieza de ternera (mejor aleta o falda)
● 1 cucharada de Sal
● 1 cucharada de pimentón
● Dos hojas de laurel
● Unos granos de pimienta y de cilantro
● Dos dientes de ajo

Elaboración:
1. Limpiamos bien la carne de ternillas y grasa.
2. Preparar la mezcla de especias para el adobo: machacamos en un mortero la sal, el pimentón, las hojas de laurel y los granos de pimienta y de cilantro. Reservar una cucharada sopera de la mezcla.
3. Colocar el resto de la mezcla a una fuente honda en la que añadiremos también los dientes de ajo.
4. Introducir la pieza de ternera en el adobo un mínimo de 8 horas. Si queremos obtener un pastrami más fuerte con un sabor más potente, podemos dejar la carne macerando 24 horas.
5. Una vez pasado el tiempo, sacamos la carne y la secamos bien. Espolvoreamos el resto de la mezcla sobre la carne y la envolvemos en tres capas de papel aluminio.
6. Asar en el horno a baja temperatura (110º C) durante 2 horas y media, hasta que el corazón de la carne esté a 55º.
7. Finalizado el tiempo la metemos a la nevera, sin quitarle el papel de aluminio, y la dejamos reposar al menos 4 horas.
8. Cortar en finas lonchas y servir.
¡A disfrutar!

Lo último en OkSalud

Últimas noticias