Recetas de bollería

Croissant de espelta

croissant de espelta
Receta de croissant de espelta
Comentar

El croissant de espelta es la versión saludable del clásico croissant hojaldrado. Es mucho más rápido y fácil de preparar, sin dejar de lado el sabor dulce y la textura crujiente que caracterizan a este exquisito producto de bollería. Una opción ideal para desayunar o merendar todos los días. La espelta es un grano similar al trigo, que dejó de cultivarse cuando surgieron las grandes máquinas agrícolas.

La cáscara que recubre la espelta es tan dura que se necesitaban varios procedimientos costosos para extraerla. Por eso, casi cayó en el olvido y se dejó de consumir. Sin embargo, fue redescubierto en la década del 80 cobrando auge como un grano ecológico y mucho más sano que el trigo.

De hecho, la espelta contiene mayor proporción de nutrientes en relación con el trigo. Las vitaminas, minerales, proteínas y fibra que aporta son beneficiosos para la salud cardiovascular, del sistema nervioso, óseo e inmunológico. La harina de espelta es una aliada para mantenernos sanos y hoy en día se consigue en cualquier tienda naturista para hacer unos croissants de espelta irresistibles.

Ingredientes:

  • ½ kilo de harina de espelta
  • ¼ taza de azúcar
  • 30 gr de levadura en polvo
  • ½ taza de agua tibia
  • ¼ taza de leche
  • 1 huevo
  • 290 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • Preparación de croissant de espelta:

    1. En un recipiente mezclar la harina de espelta con la pizca de sal, la levadura en polvo y el azúcar.croissant de espelta
    2. Añadir la leche mezclada con el agua tibia, hasta formar una masa. Volcar en la mesada y amasar durante cinco minutos hasta que quede elástica.
    3. Tapar con film y dejar que fermente en un lugar cálido durante media hora. Sacar la mantequilla del refrigerador para que se ablande.
    4. Estirar la masa dándole forma rectangular y colocar en el centro la mantequilla. Doblar la masa como si fuera un sobre, de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha. Tapar y llevar al frío durante media hora.
    5. Repetir el procedimiento una vez más: estirar, doblar y reservar en el frío.
    6. Una vez listos los dobleces, estirar la masa en un rectángulo amplio. Cortar triángulos del mismo tamaño.
    7. Enrollar cada uno dándole forma de media luna. Colocar en una placa para horno, pintar con huevo batido y hornear a fuego moderado hasta que los croissants estén dorados, aproximadamente durante 15 minutos. Dejar enfriar y servir.
    8. Tener en cuenta que la harina de espelta les da un tono dorado más oscuro.

    Hornea estos crujientes croissants de espelta para mimar a tu familia. Acompáñalos con una taza de café con leche caliente y tendrás el desayuno perfecto.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias