EL LÍDER DE ÓMNIUM ENCARCELADO GANA 124.000€ AL AÑO

Cuixart puso un testaferro al frente de su empresa, que factura 7,2 millones anuales, para burlar a la Justicia

Jordi Cuixart
Jordi Cuixart, presidente del independentista Òmnium Cultural.
Comentar

El presidente de Òmium Cultural encarcelado por un delito de sedición, Jordi Cuixart, ha estado cobrando un sueldo de 124.686 euros anuales como administrador único de su empresa, Aranow Packaging Machinery SL, dedicada al diseño y fabricación de equipos para envasar alimentos y productos farmacéuticos.

Cuixart se encuentra ingresado desde el pasado lunes en la cárcel de Soto del Real, imputado por un presunto delito de sedición, después de que la juez Carmen Lamela haya constatado que fue uno de los principales impulsores de las movilizaciones multitudinarias destinadas a obstruir la labor de la Justicia y facilitar la celebración del referéndum ilegal de independencia del 1-O.

Jordi Cuixart es propietario de la empresa Aranow Packaging Machinery SL, un gigante que declara ventas por importe de 7,2 millones de euros y no tiene motivos para temer ningún boicot: sólo obtiene en el mercado español el 5% de su facturación, mientras que el 95% restante del negocio procede de las exportaciones.

Aunque según las fuentes consultadas sigue siendo el accionista único, hace tan sólo seis meses, en abril, Cuixart renunció a todos los cargos que ocupaba en el consejo de administración de su empresa: abandonó el puesto de administrador único (por el que cobraba un sueldo de más de 124.000 euros anuales) y colocó en su lugar a dos administradores solidarios: Jan Molina Guardia (quien hasta ese momento era director comercial) y Carles Obradors Guerrero.

El murciano independentista

Todo indica que, de este modo, Cuixart intentó establecer un cortafuegos para evitar que afecten al patrimonio de su empresa las responsabilidades penales que se disponía a asumir en el proceso de independencia de Cataluña. Como han hecho otros protagonistas del proceso secesionista: el pasado 8 de junio, el conseller de Presidencia de la Generalitat Jordi Turull acudía al notario para “donar” el 50% de su vivienda a su mujer, para evitar que la Justicia se la embargue, tal como ha informado OKDIARIO.

Aranow Packaging Machinery cerró el ejercicio 2015 con un beneficio de 93.114 euros. La empresa tiene, eso sí, un fuerte endeudamiento: debe 1,9 millones de euros a los bancos. Debe devolver antes de 2022 un préstamo de 788.000 euros concedido por el Banco Sabadell, otro de 400.000 euros con CaixaBank, otro de medio millón de euros con el Deutsche Bank y otro de 150.000 con Calatunya Caixa.

Las dos primeras entidades financieras citadas han trasladado ahora su sede social y fiscal fuera de Cataluña, ante la inseguridad jurídica provocada por el golpe de Estado independentista que impulsan el presidente Carles Puigdemont y los presidentes de la ANC y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Hijo de madre murciana y de padre catalán, Jordi Cuixart ha estado vinculado a Òmnium Cultural desde 1996: primero como socio de base, luego como tesorero, más tarde como vicepresidente y, desde diciembre de 2015, como presidente de la entidad independentista.

Ayudó a ocultar las urnas del 1-O

Como ha informado OKDIARIO, Òmnium maneja un presupuesto de más de 6,6 millones de euros al año. Declara unos ingresos de 2,7 millones de euros a través de las cuotas de sus 50.000 socios y recibe anualmente cerca de 300.000 euros en subvenciones de las Administraciones públicas: desde la Generalitat a las Diputaciones provinciales y los ayuntamientos gobernados por el PDeCAT, ERC, la CUP y el PSC.

En teoría, el destino de estas subvenciones es la defensa y promoción de la lengua catalana. Pero en la práctica, Òmnium ha sido junto a la ANC el principal motor del proceso independentista. Ha colaborado en la organización de las diadas del 11 de septiembre y, a través de grupos de Whatsapp, ha convocado las movilizaciones multitudinarias contra la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña.

Utilizando los mismos grupos de Whatsapp y Telegram, Òmnium coordinó a los grupos de voluntarios que ocultaron las urnas y ocuparon los colegios electorales, ante la absoluta pasividad de los Mossos dirigidos por Josep Lluís Trapero, para celebrar el referéndum ilegal del 1-O.

Últimas noticias