Crisis del coronavirus

Bruselas llama a confinar España y prohibir los viajes no esenciales por el alto riesgo de contagio

La media de España se sitúa en los 800 casos, sólo con Canarias, Cantabria, Asturias, Navarra y País Vasco por debajo

La inacción de Sánchez ante la 3ª ola lleva a 10 de las 17 comunidades a riesgo extremo de contagio

cepa
Varias personas protegidas con mascarillas y pantallas protectoras en la Terminal T1 de Barajas. Foto: EP

La Unión Europea no tiene competencias en materia sanitaria ni en gestión de fronteras, pero este lunes ha dejado un mensaje a Pedro Sánchez, que se resiste a modificar el decreto del estado de alarma y endurecer las medidas anti-Covid para salvar las elecciones catalanas en las que Salvador Illa tiene opciones de alcanzar el triunfo. Bruselas recomienda que se aíslen todas las zonas que superen los 500 casos de contagios por cada 100.000 habitantes y sólo se pueda viajar desde ellas o hacia ellas por razones «esenciales» y con un PCR negativo. La propuesta supone de facto el confinamiento de casi toda España, donde la media nacional se sitúa en los 800 casos, y la restricción de los viajes desde o hacia sus dos principales ciudades, Madrid y Barcelona, motores de la economía nacional.

La Comisión Europea ha planteado una nueva categoría de «alto riesgo» para las zonas que superen ese nivel en la propagación del coronavirus. El comisario de Justicia, Didier Reynders, ha mostrado un mapa de lo que sucedería si se incorpora el cuarto color (rojo oscuro) a la clasificación de riesgo (verde, naranja y rojo) que ya publica periódicamente el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC): habría una decena de países que ya tendrían parte de su territorio tintado de rojo oscuro, incluido casi todo el territorio de España.

España, «zona roja»

La mayoría de las 17 comunidades autónomas registran tasas de contagio mucho más altas que la establecida por Bruselas como de «alto riesgo». Sólo Canarias, Cantabria, Asturias, Navarra y País Vasco se encuentran por debajo de la barrera de los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Extremadura tiene una incidencia de 1.448 casos. Le siguen muy de cerca Murcia (1.332), Comunidad Valenciana (1.245), Castilla y León (1.215), La Rioja (1.208) y Castilla-La Mancha (1.158). La media española se sitúa en los 800 casos.

«La situación en Europa, desde que han surgido las nuevas variantes, nos lleva a tomar decisiones difíciles pero necesarias», ha afirmado la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

La Comunidad de Madrid reveló el viernes que la variante británica del coronavirus ya supone el 9% de los casos y que se ha duplicado todas las semanas durante las tres últimas. Ese mismo día Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, afirmó que existen «evidencias científicas» de que la nueva cepa es un 30% más letal entre los pacientes mayores de edad.

Bruselas no disfruta de competencias en materia sanitaria ni en gestión de fronteras, pero ha abierto negociaciones técnicas con los Estados miembro para lograr «cuanto antes» un consenso en las nuevas medidas que los Veintisiete se comprometan a seguir, aunque las autoridades nacionales seguirán teniendo la última palabra a la hora de aplicar o no las recomendaciones.

Prohibición de viajar

La primera de estas recomendaciones del Ejecutivo comunitario es que los viajes desde o hacia regiones marcadas en el nuevo mapa con el color «rojo oscuro» (aquellas que superen los 500 casos por cada 100.000 habitantes a los 14 días) «no deben producirse en absoluto», salvo que sean estrictamente esenciales, según ha explicado la comisaria de Interior, la socialista sueca Ylva Johansson, quien ha recomendado a las personas que finalmente se desplacen en viajes considerados «esenciales» que se sometan a una prueba PCR antes de partir y respeten una estricta cuarentena de 14 días una vez hayan alcanzado su destino.

Las restricciones a los viajes entre las zonas de «alto riesgo» que propone Bruselas sólo incluye como excepciones para el transporte de mercancías, para el que se habilitará un sistema de carriles abiertos en las fronteras, y para los trabajadores transfronterizos en servicios esenciales, como el sanitario.

Siguiendo también las recomendaciones del ECDC, Bruselas pide a los gobiernos europeos que «mantengan o refuercen» medidas severas como la de obligar a los ciudadanos a quedarse en casa o el cierre temporal de negocios en lugares en donde se considere que el riesgo de contagios es muy alto. Además, insiste en la necesidad de reforzar el rastreo y la realización de test para mejorar el control de la pandemia y la secuenciación de los nuevos casos.

Lo último en España

Últimas noticias