Incautados 153.000 éxtasis a una banda hispano magrebí que usaba pisos okupas para esconder la droga

Policía Nacional
Efectivos de la Policía Nacional en una imagen de archivo.

La Policía Nacional ha interceptado en Alicante 153.000 pastillas de éxtasis, el mayor alijo de esta droga en los últimos años en esta provincia. La droga ha sido intervenida a una banda hispano magrebí, que operaba a nivel internacional. La operación se ha saldado con 8 detenidos. Utilizaban pisos ‘okupa’ para guardar su mercancía mientras comerciaban con ella.

La operación policial se inició a finales del pasado verano, como continuación de otra seguida contra redes de ‘okupación’ de viviendas a raíz de informaciones obtenidas por la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional y que canalizó la Brigada de Policía Judicial para seguir con la investigación. Aquella operación concluyó con un balance de 7 detenidos de un entramado formado por ciudadanos de origen árabe y español. Presuntamente, se dedicaban a forzar viviendas, que luego realquilaban a familias con pocos recursos por precios que alcanzaban los 3.000 euros.

Pero el allanamiento y realquiler de moradas constituía sólo la punta del iceberg. Agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo I de Crimen Organizado, incardinado en la UDYCO de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Alicante descubrieron ramificaciones hacia otras actividades delictivas, de las que la principal era el tráfico de drogas, según fuentes de la Policía Nacional.

Tras una concienzuda investigación y un arduo trabajo de campo, los agentes descubrieron que el cabecilla de la trama era un peligroso delincuente de un clan familiar. Tenía, además, relaciones con otras redes internacionales dedicadas al narcotráfico con conexiones en Europa (Holanda) y Norte de Africa. Este individuo aprovechaba la información obtenida en sus transacciones ilícitas y las transmitía a un segundo escalón. Ese segundo escalón lo lideraba un ciudadano de origen magrebí y quitaba la droga a esas redes para después comerciar con ella con procedimientos muy violentos, en los que se utilizaban armas de fuego y armas blancas prohibidas, como machetes de grandes dimensiones. Todo ello, según se desprende del comunicado emitido por la propia Policía Nacional.

Tras obtener el alijo se obligaba, bajo graves coacciones, al componente de un tercer escalón a guardar la droga en su domicilio bajo graves coacciones mientras se comerciaba con ella. Por tato, utilizaban las viviendas ‘okupadas’ para guardar o ‘dormir’ la droga.

La operación concluyó con la detención de toda la banda. Un total de ocho personas (seis varones y dos mujeres) de edades comprendidas entre los 29 y los 54 años a quienes se imputan los delitos de participación en organización criminal, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas. Todos fueron puestos a disposición judicial. El juez ha decretado el ingreso en prisión de 6 de ellos.

Hasta la fecha, se han llevado a cabo tres registros domiciliarios en las localidades alicantinas de Ibi, Aspe y Novelda en los que se han incautado gran cantidad de sustancias estupefacientes. Además de las pastillas señaladas, 419 gramos de heroína, 0,600 kgs de cocaína en roca, una plantación con 32 plantas de marihuana y 270 gramos de hachís. También, se intervinieron 32.200 euros en efectivo, un arma corta del calibre 7,65 y diversos dispositivos GPS de balizamiento que, supuestamente, se utilizaban para perpetrar los robos de la droga. Las actuaciones policiales se han llevado a cabo en coordinación con el Juzgado de Instrucción Número 2 de Alicante. No se descartan más detenciones y registros.

 

 

Lo último en Alicante

Últimas noticias