Así es el hachazo fiscal que prepara Sánchez: subidas anuales de hasta 3.000 € por contribuyente en Madrid

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, prepara ya su artillería fiscal. En caso de que conserve el poder tras este 10-N su plan de subida de impuestos generalizado para todos los españoles será de un mínimo de 1.000 euros por contribuyente y año. Pero ese cálculo sólo incluye el impacto de los hachazos sobre los impuestos nacionales: IRPF, Impuesto de Sociedades, Impuestos Especiales y los nuevos tributos que recogen los socialistas en su programa fiscal. Esa cifra se dispara al sumar los hachazos fiscales que preparan para los impuestos autonómicos: ahí pretenden quitar libertad a las comunidades autónomas y el golpe llega hasta los 3.000 euros por contribuyente y año en el caso de la Comunidad de Madrid.

El plan socialista para los impuestos autonómicos pasa por impedir el alto grado de rebajas de impuestos que han practicado algunas de las comunidades del PP. Y como máximo exponente la Comunidad de Madrid. Sánchez quiere impedir llevar casi hasta cero impuestos como Sucesiones, Donaciones y Patrimonio.

Eso supone un fuerte golpe teledirigido a la forma de hacer política de los populares. El PSOE lo vende como una “armonización fiscal”. Pero lo cierto es que es un mecanismos para sacar recursos de las comunidades gobernadas por el PP para enviarlos a otras. Por ejemplo, Cataluña, donde las promesas de Pedro Sánchez necesitan encontrar una vía de financiación.

Armonización fiscal

Si se produjera esa supuesta armonización fiscal, tal y como está planteando el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, se traduciría para las regiones con menores impuestos, y en concreto para los madrileños en una subida masiva de impuestos. En total, los contribuyentes de la Comunidad de Madrid tendrían que hacer frente a una subida fiscal de 5.900 millones de euros anuales si se igualase, por ejemplo, a la fiscalidad de Asturias, donde ha gobernado tradicionalmente el PSOE.

Esto afectaría prácticamente a todos los impuestos de competencia autonómica, como el tramo cedido a las autonomías en el IRPF, el Impuesto de Patrimonio, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD). El desglose por tributos del efecto de la subida de impuestos a los madrileños sería el siguiente:

Así es el hachazo fiscal que prepara Sánchez: subidas anuales de hasta 3.000 € por contribuyente en Madrid

Los 5.900 millones de euros de subida serían equivalentes a unos 2.000 euros por contribuyente madrileño al año. Además, hay que añadir el coste de la subida de impuestos nacionales que ha anunciado Sánchez, y que si continua en el Gobierno, supondrá 1.000 euros más a cada contribuyente madrileño.

Esta subida de impuestos, además, de 3.000 euros por contribuyente equivale a:

– El 11% del salario medio anual de un trabajador en la Comunidad de Madrid (sueldo bruto anual de 27.759 euros en 2018).

– Más de lo que ingresa un hogar madrileño 1 al mes (la renta media anual de los hogares madrileños es de 33.055 euros anuales, es decir, 2.754 euros mensuales). 1 El número de hogares madrileños es de 2.589.000, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos de gasto utilizados corresponden a la Estadística de Presupuestos Familiares de 2018.

– Más del 70% de lo que gasta una familia madrileña al año alimentación (4.223 euros).

– Casi el doble de lo que gasta una familia madrileña en Ocio y Cultura al año (1.643 euros).

– Dos terceras partes de lo que gasta cada madrileño al año en vivienda (4.727 euros).

– Tres veces lo que gasta anualmente un hogar madrileño en telecomunicaciones (internet, teléfonos, televisión: 964 euros)

– El 80% de lo que gasta un hogar madrileño en desplazamiento y transporte de todo tipo (3.790 euros).

– El doble de lo que gasta cada madrileño en hostelería y restauración al año (1.522 euros).

Lo último en España

Últimas noticias