Calzado

Cómo limpiar zapatos de piel

Recurrir al betún para zapatos, así como remedios naturales como el jabón de marsella o el aceite de oliva son algunas de las claves para saber cómo limpiar zapatos de piel.

limpiar zapatos de piel
Cómo limpiar zapatos de piel paso a paso

Limpiar zapatos de piel es algo realmente sencillo, siempre y cuando sepamos cuáles son los mejores productos o remedios que debemos usar. Veamos entonces una sencilla guía de pasos en la que te explicaremos cómo limpiar zapatos de piel.

Limpiar los zapatos de piel es una actividad que se debe realizar no todos los días, pero con frecuencia, para preservarlos del desgaste del tiempo, eliminar las manchas de suciedad y nutrir el cuero, de modo que coge tu gamuza (cualquier otro trapo no será adecuado) y sigue los pasos que ahora te ofrecemos para poder dejar tus zapatos como nuevos.

Pasos para limpiar zapatos de piel

  1. Antes de comenzar a guiarte para limpiar zapatos de piel de manera correcta, tenemos que distinguir dos tipos de limpieza: ordinaria y extraordinaria, la primera es más frecuente y puedes hacerla en casa cada vez que sientas la necesidad, la segunda es más completa y requiere herramientas y técnicas profesionales, por lo tanto, debe ser realizado por su zapatero de confianza al menos una vez al año.
  2. Para proceder con la limpieza ordinaria de tus zapatos de piel puedes recurrir además a algunos remedios o productos naturales, que pueden ser igual de efectivos que la cera de limpieza que venden en zapaterías. Uno de estos remedios puede ser coger un algodón y humedecer con un poco de leche (limpiadora o de consumo) y frotar sobre las manchas de los zapatos para eliminarla (prueba eso sí primero en una parte oculta del zapato, para comprobar que no se queda el halo).
  3. Otro remedio puede consistir en pasar un pedazo de pan que te podría ayudar a eliminar todas las manchas de los zapatos.
  4. En cuanto a remedios efectivos para limpiar los zapatos de piel podemos recurrir al jabón de marsella. Para ello, tienes que tomar un recipiente con agua tibia y derretir un poco de jabón de Marsella (también puede usar alcohol o un poco de detergente para lavar ropa) y sumergir un paño. Lo sacas del agua, lo escurres firmemente para evitar que se llene de agua, y comienza a frotar desde un lugar pequeño y oculto para comprender la reacción de la piel. Si el resultado te satisface, puedes decidir seguir adelante.
  5. También puedes limpiar tus zapatos de piel con aceite de oliva y unas gotas de jugo de limón, aunque solo para situaciones de emergencia ya que dependiendo del color del zapato, el limón puede afectar al color. Eso sí, la mezcla de aceite de oliva y jugo de limón será un potente abrillantador para tus zapatos de cuero. Debes aplicarlo con un algodón y frotar con una gamuza.
  6. Por último tenemos que añadir que para mantener tus zapatos de piel en buen estado desde su primer uso, debes tener el hábito de frotarlos todos los días con un paño de gamuza, que ayudará a eliminar la suciedad y el polvo, y de este modo, mantener el brillo. Cuando, debido al desgaste, ya no estén tan limpios y suaves como antes, tendrás que proporcionarles un poco de betún para zapatos que sea del mismo color que el par a limpiar. Antes de hacer esto, sin embargo, nunca debez olvidar pasar por la superficie del zapato, una esponja empapada en agua caliente y luego secarlas bien con un paño. Luego aplica el betún hasta dejarlo como nuevo, con un color uniforme y deja que se sequen.

Lo último en How To

Últimas noticias