POLÍTICA

Sánchez disfruta sus vacaciones más largas pese a la crisis de Afganistán y el ‘tarifazo’

Pedro Sánchez vacaciones
Pedro Sánchez, en La Moncloa.

La grave crisis en Afganistán y la preocupación por la salida de los españoles en el país no han sido motivo suficiente para disuadir a Pedro Sánchez de interrumpir sus vacaciones. Tampoco el duro golpe que supondrá para el bolsillo de los españoles la subida récord del precio de la luz durante este mes. El presidente socialista no ha abandonado el Palacio de La Mareta, en Lanzarote, desde que comenzó su descanso estival, el pasado 4 de agosto. Su intención es prolongar las vacaciones hasta este próximo fin de semana. En concreto, se ha comunicado a los agentes encargados del dispositivo que estén operativos hasta el día 21. Serían, por tanto, 17 días de descanso si el regreso se produce ese mismo sábado. Y realmente 18 si se reincorpora a su actividad ya el lunes. Las vacaciones más largas desde que Sánchez está en La Moncloa.

La estancia de la familia presidencial en Canarias se ha prolongado más de lo previsto, lo que ha obligado a modificar sobre la marcha el protocolo de seguridad. Esta circunstancia ha provocado que los agentes que vigilan el Palacio de La Mareta se queden sin sus turnos de descanso, como publicó OKDIARIO. La previsión original era que Sánchez permaneciese en Lanzarote hasta el pasado fin de semana, cuando se desplazaría hasta la finca de Las Marismillas, en Doñana (Huelva). Sin embargo, el plan se ha alterado sobre la marcha, lo que ha provocado malestar entre los agentes.

El año pasado, en plena crisis del coronavirus, el socialista tuvo 16 días de descanso, repartidos entre Lanzarote y Doñana. El jefe del Ejecutivo llegó a La Mareta el 5 de agosto, y el viernes 21 dio por concluidas sus vacaciones de forma anticipada ante los rebrotes y entre las críticas de varios presidentes autonómicos por su inacción. Llegó a La Moncloa ese mismo día por la mañana para ponerse ya desde entonces al frente de la gestión del virus, cuyo avance calificó de preocupante. El martes siguiente se celebró un Consejo de Ministros para abordar la gestión de la pandemia y Sánchez compareció para delegar en las comunidades autónomas la responsabilidad de afrontar la crisis sanitaria.

10 días en 2019

El verano anterior, el líder socialista apenas había tenido una decena de días de vacaciones, debido a las negociaciones para la investidura. Sánchez se marchó más tarde, tras dedicar los primeros días del mes a reunirse con colectivos de la sociedad civil. A mediados de agosto se reincorporó para reunir al Consejo de Ministros y continuar con la ronda de encuentros sociales. Sánchez arrancó sus vacaciones el 10 de agosto, y el 21 las dio por concluidas. Un día después, se desplazó a Gran Canaria para ver por primera vez, en persona, los daños provocados por el incendio que asoló la isla.

En 2018, apenas dos meses después de llegar a La Moncloa, Sánchez disfrutó también de varios días de descanso, del 7 al 23 de agosto. Al día siguiente, ya presidió la reunión del Consejo de Ministros -en la que se aprobó la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos- y unas horas después viajó a Vannes (Francia) para asistir a la final de la Copa Mundial Femenina Sub20 de la FIFA 2018 entre las selecciones de Japón y España.

Desde el Partido Popular se ha criticado especialmente estos días que Sánchez esté ‘desaparecido’, pese a los acontecimientos. El portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado que los grandes líderes internacionales «estén a pie de obra» y «por eso no está el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez».

«Mientras la canciller de Alemania, Angela Merkel, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, trabajan intensamente para lograr las repatriaciones, en contacto con la oposición, Pedro Sánchez se sigue pegando un baño en Lanzarote, sin dar una sola explicación sobre ese proceso», ha censurado Almeida.

Los ‘populares’ han registrado en el Congreso su petición para celebrar una reunión de la Diputación Permanente con el fin de que se dé vía libre a la convocatoria de un Pleno extraordinario en el que Sánchez rinda cuentas ante el Parlamento sobre la situación de Afganistán y la repatriación del personal español y de los afganos que han colaborado con nuestras tropas.

Mientras, el socialista se ha limitado a publicar dos ‘tuits’ para informar del despliegue del operativo en Afganistán.

Lo último en España

Últimas noticias