Liga Santander

Arana, cedido por el Sevilla en el Atalanta: «Me encuentro muy incómodo»

Tras lo mal que lo pasó en el Sevilla, Guilherme Arana no levanta cabeza y está viviendo una situación similar en el Atalanta.

Guilherme Arana
Guilherme Arana en un partido contra el Huesca (AFP)

El lateral de 22 años, que llegó en diciembre de 2017 al conjunto hispalense procedente del Corinthians a cambio de 9 millones de euros más objetivos, va de calvario en calvario. Si este verano abandonaba el Sevilla tras disputar solo 12 partidos en el club andaluz, Guilherme Arana no está corriendo mejor suerte como cedido en el Atalanta, equipo con el que solo lleva cuatro.

Al ser cuestionado en Estadio Deportivo por el poco protagonismo que está teniendo, el brasileño ha señalado: "Me encuentro muy incómodo ahora mismo. Me siento bien físicamente, sé que podría aportar mucho a mi club y al Calcio, pero el Atalanta no me da las oportunidades que necesito para jugar y mostrar mi talento". "No vine aquí para quedarme todo el año en el banquillo", ha agregado Arana.

El defensor ha justificado también su decisión de recalar en el conjunto italiano: "El Atalanta está en la Champions League, es un equipo importante en Italia y yo quería seguir siendo protagonista en Europa, en una liga muy competitiva y entretenida como la Serie A. Por eso decidí mudarme a Bérgamo como cedido. Sin embargo, ahora mis prioridades han cambiado: quiero jugar y estoy convencido de que pronto llegarán grandes cosas para mí".

El calvario de Guilherme Arana en el Sevilla

Nada más desembarcar en el Atalanta, tras un encuentro que disputó con la selección brasileña Sub-23, Arana se sinceraba: "En el Sevilla caí en la desesperación porque tengo 22 años y quería jugar. Estaba loco por jugar y no iba a hacerlo allí".

Tal y como contamos en OKDIARIO, al lateral le costó adaptarse al fútbol europeo: "La verdad que la filosofía allí es diferente, pero no dejé nunca de trabajar. Cuando me acostaba me preguntaba por qué. Hablaba con mi familia, que tampoco lo entendía. Eso fue bueno porque crecí mucho como persona y mi padre siempre me decía que todo jugador pasa por ese momento. El comienzo en el Sevilla fue muy difícil, por mucho que la familia estuviera conmigo. Su filosofía de juego es diferente, la forma en que entrenan… Valoran mucho el defender".

Lo último en Deportes

Últimas noticias