Se saltan las medidas de seguridad en un entierro multitudinario en Tenerife

El lunes pasado se celebró en la localidad de Guía de Isora, en Tenerife, un entierro multitudinario. Habían pedido autorización al Ayuntamiento para celebrarlo, pero con un límite de 15 personas  y manteniendo la distancia de seguridad.

Acabaron siendo centeneres de personas las que despedían a Marcos, un motorista muy conocido por todos los vecinos. La situación se descontroló cuando familiares y amigos empezaron a cantar y bailar todos juntos a muy poca distancia y, la mayoría, sin mascarilla en sus rostros.