Recetas de postres

Receta de Tipos de merengue

Tipos de merengue
Receta de Tipos de merengue
Comentar

Para utilizar en tus postres favoritos, estos tipos de merengue te ayudarán a conseguir una textura espumosa. Toma nota de sus pasos.

Existen tres tipos de merengue que todo buen repostero debe conocer para aplicar el adecuado a sus postres. La diferencia depende de la cantidad de azúcar y el grado de cocción que necesiten. A simple vista pueden parecer iguales, puesto que llevan los mismos ingredientes (clara de huevo y azúcar); sin embargo, el sabor y la textura son muy distintos. Otra cosa que distingue un tipo del otro es como se los prepara. El origen del merengue se remonta al siglo XVII, cuando un pastelero italiano creó la receta; fue la golosina preferida de muchos reyes y cortesanos importantes. Luego el pueblo adoptó el merengue, pues era barato y fácil de preparar. En ese tiempo se lo consumía como tentempié para calmar el apetito y reponer fuerzas. Por todo ello, podemos distinguir entre merengue francés, italiano y suizo.

¿Para qué se utilizan estos tres tipos de merengue?

¿Cómo se prepara cada uno de estos merengues?

  • El francés es el más básico y simple de lograr; se utiliza como base de otros postres y rellenos. No lleva ningún tipo de cocción, las claras quedan crudas. Por eso, es bueno aprovecharlo para hornear.
  • El merengue italiano tiene un grado más de complicación, pues se hace con almíbar caliente. Su textura esponjosa y brillante es ideal para cubrir o decorar pasteles y tartas.
  • El merengue suizo se realiza a baño María para cocer las claras y lleva el doble de azúcar. Su consistencia densa lo hace excelente para rellenar, cubrir y decorar pasteles
  • Preparación de los diferentes tipos de merengue:

    1. Para el merengue francés, batir cuatro claras con una pizca de sal. Cuando hayan alcanzado volumen, añadir 160 gramos de azúcar en forma de lluvia. Continuar batiendo hasta que se puedan hacer picos firmes con el merengue.Tipos de merengue
    2. Para el merengue italiano, colocar en un cazo 240 gramos de azúcar y 80 mililitros de agua. Poner a fuego moderado hasta que comience a burbujear. Cocinar durante cinco minutos y retirar. Mientras, montar cuatro claras con una cucharada de azúcar. Cuando se vean espumosas, agregar el almíbar caliente en forma de hilo sin dejar de batir hasta que se enfríe el merengue.
    3. Para el merengue suizo, mezclar cuatro claras con 300 gramos de azúcar a baño María, siempre manteniendo la temperatura a 60°. Cuando el azúcar se disuelva, pasar la mezcla a la batidora, añadir unas gotas de limón y batir hasta que el merengue quede firme, brillante y frío.

    ¿Qué tipo de merengue vas a preparar ahora? Prueba cada uno de ellos y dale un toque especial a tus postres y pasteles.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias