Limpieza

Cómo quitar el mal olor de las alfombras

Las alfombras pueden acumular suciedad y olores si no las limpias con frecuencia

quitar el mal olor de las alfombras
Las alfombras pueden acumular suciedad y olores si no las limpias con frecuencia

Las alfombras son imprescindibles en el hogar, especialmente cuando llega el invierno ya que protegen del frío, pero lo cierto es que todo el año se les puede sacar partido, sea cual sea el clima que haga. Hoy te damos un excelente truco para quitar el mal olor de las alfombras, que puede parecer muy complicado pero lo cierto es que hay muchas maneras de hacerlo y evitar que se estropeen por ello.

Los malos olores pueden estropear cualquier elemento del hogar, especialmente cuando no tienes claro cómo poder eliminarlos, y lo cierto es que conocer truquitos o remedios caseros para hacerlo puede venir súper bien. En el caso de las alfombras, están en contacto con comida, pisadas, manchas, etc., por lo que reciben varios olores que al acumularse puede resultar bastante desagradable convivir con ellas.

Truco para quitar el mal olor de las alfombras

  1. Despeja todo lo que haya encima de la alfombra (mesas, sillas, etc.) y sacúdela lo mejor que puedas. Después, pasa la aspiradora durante unos minutos por toda su superficie, varias veces, para que pueda absorber cualquier resto de comida o suciedad que se haya quedado incrustado.
  2. El bicarbonato es todo un clásico para remedios caseros, tanto en limpieza como en higiene o belleza, y es especialmente un potente limpiador, perfecto para absorber olores. Es por eso ideal para quitar el mal olor de las alfombras.
  3. Una vez que has terminado de pasar la aspiradora, espolvorea sobre ella bicarbonato de sodio y deja que actúe durante al menos 4 horas. En ese tiempo no pongas encima lo que suelas tener habitualmente, déjala al descubierto.
  4. Pasado el tiempo de actuación del bicarbonato, pasa nuevamente la aspiradora para retirar los restos, asegurándote de que no queda nada entre ningún pelo.
  5. Vuelve a colocar todo en su sitio y ya tendrás tu alfombra sin malos olores y lista para seguir siendo utilizada.

Como apunte final, hay algunos tipos de bicarbonato que tienen olor, así que puedes utilizar uno de ellos para que después la alfombra desprenda algún olor agradable.

Lo último en How To

Últimas noticias