Abascal en ‘El Hormiguero’: «Los progres no pueden venir a dictarnos lo que tenemos que pensar»

Santiago Abascal
Santiago Abascal

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha sido entrevistado este jueves por Pablo Motos en ‘El Hormiguero’. Una entrevista de la que ha salido airoso pese a tocar temas polémicos como el aborto, la eutanasia o la inmigración ilegal. Abascal, siempre tranquilo y sonriente, no se ha escondido ni cuando el presentador del programa de Antena 3 se ha referido al puesto que ocupó en la Comunidad de Madrid y por el que cobró más de 80.000 euros.

Uno de los temas que más tiempo ha ocupado en la entrevista, por la insistencia de Motos, ha sido el aborto. El líder de Vox ha mantenido un intercambio con el conductor de ‘El Hormiguero’ pero ha dejado bien claro que su partido suprimiría la actual ley de plazos porque promueve que el aborto se haya convertido en "una práctica eugenésica y anticonceptiva".

"Creo que no se debe acabar con la vida que se lleva dentro. Hay muchas mujeres que dicen que su cuerpo es suyo, pero lo que llevan dentro no es su cuerpo", ha sostenido Santiago Abascal en ‘El Hormiguero’.

En este sentido, Santiago Abascal no ha querido calificar la interrupción del embarazo como un "asesinato" porque no quiere "ofender a las personas que toman esta decisión en una situación de presión". Eso sí, ha dejado claro que desde su formación prefieren que la vida llegue a término y que los abortos no se paguen con dinero público.

La entrevista de Abascal en ‘El Hormiguero’ ha venido precedida de polémica. Desde que se conoció su presencia en el programa de Atresmedia, las redes plantearon un boicot al mismo que ha llegado a convertir el hashtag #BoicotElHormiguero en trending topic.

"Yo soy bueno"

En el segundo y cuarto puesto de las palabras mas compartidas en Twitter se han colado también ‘Abascal’ y ‘Pablo Motos’, el presentador del programa. En total, la presencia del líder de Vox en ‘El Hormiguero’ ha generado más de 106.000 tweets.

El propio Motos ha defendido al inicio la entrevista con Abascal. "Como nosotros no nos casamos con nadie, queremos poner a prueba la fortaleza de las ideas", ha señalado, para después recordar que han aceptado la invitación al programa "todos" los líderes políticos "menos Pedro Sánchez".

El líder de Vox ha bromeado sobre los "ataques" recibidos por el programa y por Motos. "Venía preocupado por ti, por lo que van a brearte a partir de ahora. Te he traído antiflamatorios", le ha dicho Santiago Abascal al presentador, al que le ha entregado una tableta de pastillas.

Además de este obsequio, Abascal le ha hecho entrega de una botella de aceite. "También te puede venir bien para los golpes", ha apuntado, para después recordar la manifestación que los olivareros han realizado este mismo jueves en Madrid.

No vetó a ‘La Sexta’

Después de un inicio relajado, la entrevista se ha tensado después de que Pablo Motos haya afeado al líder de Vox que haya negado el acceso a los periodistas de Onda Cero y de La Sexta –ambos medios del grupo Atresmedia– a los actos del partido. "Yo no he vetado a nadie, sólo he dejado de conceder algunas entrevistas", ha defendido.

De hecho, el propio Abascal ha recordado a Motos cómo rechazó durante la pasada campaña electoral en su programa. "A ti tampoco te la di en la otra ocasión, porque mi madre dijo que no hiciese el ridículo. Aunque creo que hoy no nos está viendo", ha aseverado.

El tono ha ido cambiando cuando Motos ha repasado algunos de los puntos más "polémicos" de la formación, como el aborto, la eutanasia, la inmigración, el colectivo LGTBI o la exhumación del dictador Francisco Franco.

Abascal, que se ha definido como una persona "abierta y tolerante", ha descartado las acusaciones que lo tachan de homófobo y ha sacado una anécdota a colación. "La única vez que he pegado a alguien fue por una declaración terrible contra los homosexuales", ha explicado. También ha negado ser franquista, ni fascista ni facha. "No me considero fascista, es un término que utilizan los progres para atacarme", ha señalado diciendo que está orgulloso de que la izquierda le ataque con esos calificativos porque eso demuestra que Vox está haciendo su trabajo.

El presentador le ha preguntado por la etiqueta "progre", que ha utilizado Abascal en tono peyorativo. La explicación del líder de Vox ha sido que los "progres" son la gente de izquierda que tienen la verdad absoluta y que quieren "dictarnos lo que tenemos que pensar sobre nuestro pasado".  "En Vox no vamos a permitir que un partido como el PSOE nos dicte lo que tenemos que pensar", señalaba Abascal, que ha pasado a repasar la historia de asesinatos de los socialistas, la guerra sucia del GAL contra ETA o la corrupción de los Gobiernos de Felipe González.

Pablo Motos ha utilizado la eliminación del estado de las Autonomías, una reivindicación clásica de Vox, para recordar a Abascal que él mismo disfrutó de un puesto muy bien remunerado –83.000 euros– gracias a la Comunidad de Madrid. El líder de Vox no sólo no ha tenido el más mínimo reparo en tocar el tema, de hecho, ha agradecido a Motos que lo sacara a colación. "Los seis meses que estuve me sirvieron para darme cuenta de que aquel organismo no tenía ningún sentido", ha dicho Abascal reconociendo que él mismo pidió el cierre de la institución.

En este contexto, el presidente de Vox ha puesto de ejemplo la adopción para sostener que "es preferible que un niño tenga un padre y una madre" y que estos "tengan preferencias a la hora de adoptar". "Y si hay un niño que no lo quiere adoptar nadie, no tengo problema en que lo adopten los homosexuales", ha añadido.

Lo último en España

Últimas noticias