Distrito de Moncloa-Aravaca

Carmena ampara la discoteca ‘okupa’ en un inmueble de la familia de Julio Iglesias

El grupo municipal de Ahora Madrid está protegiendo a la discoteca okupa 'La Yaya', un antiguo taller que heredó un sobrino del cantante Julio Iglesias que grupos antisistema han usurpado para realizar fiestas provocando un auténtico infierno a los vecinos.

Los vecinos de la calle Juan Álvarez Mendizábal, en el madrileño distrito de Moncola-Aravaca, viven cada fin de semana una pesadilla por el autodenominado ‘Centro Social Okupado La Yaya’.

Cada semana se organizan fiestas que acaban a las seis de la mañana y a las que tiene que acudir la Policía ante las quejas vecinales. Se trata de un antiguo taller que heredó un sobrino del cantante Julio Iglesias que fue su manager. La nave de casi 900 metros cuadrados se quedó sin uso y grupos de izquierda radical lo usurparon en 2017 por la fuerza. "La Yaya se queda… y lo sabes", ironizan en sus pintadas los okupas en referencia al famoso meme del artista español que circula por las redes.

Ruidos, peleas, malos olores… son algunos de los problemas a los que los vecinos de esta zona se enfrentan cada fin de semana. Ante esta situación, la Junta Municipal del distrito de Moncloa-Aravaca, a petición del PP, debatió sobre la situación. Los ‘populares’ pedían "instar a las áreas competentes y a la Policía Municipal a que, en colaboración con la Policía Nacional y en tanto que se produzca el desalojo del edificio ocupado en Juan Álvarez Mendizábal nº 74 por orden judicial, se adopten las medidas legales necesarias para que cesen las actividades ilegales que tienen lugar en el interior de dicho edificio y cesen las molestias que éstas provocan a los vecinos del barrio".

Aunque en el transcurso del intercambio de pareceres, todos los grupos consideraron que no era positivo que estos jóvenes se enganchen a la corriente pública para tener luz o que realicen fiestas con venta de alcohol sin controles legales ni sanitarios. Sin embargo, a la hora de votar el grupo municipal de Ahora Madrid evitó apoyar la proposición del PP.

"Son caraduras que no respetan lo ajeno", denuncia el concejal del PP José Luis Moreno

El concejal del PP en Moncloa-Aravaca, José Luis Moreno, explica a OKDIARIO que "además del daño a los vecinos de Argüelles y su descanso nocturno, este es un ejemplo claro de ataque a la propiedad privada y a las garantías de los consumidores". "El gobierno municipal de Carmena tolera una gran discoteca okupa que daña a los vecinos, al entorno y a los comercios que pagan los permisos, impuestos y las tasas municipales", puntualiza.

Moreno confirma que los vecinos "han llegado a sufrir cortes de luz por conexiones ilegales al alumbrado público que pagamos con nuestros impuestos". "Como ha anunciado nuestro candidato José Luis Martínez-Almeida, bajo un gobierno del PP se acabará la okupación de este tipo de caraduras que no respetan lo ajeno".

La policía municipal frente a la nave tras las llamadas desesperadas de los vecinos.
La policía municipal frente a la nave tras las llamadas desesperadas de los vecinos.

Por su parte, los okupas en Twitter defienden, tras las fiestas hasta altas horas de la noche, que su intención no es ser una sala de fiestas o una discoteca. "Pedimos a los que venís conciencia política y social. Somos un espacio social y político, no una sala de fiestas: un espacio okupado/liberado no es sinónimo de un lugar donde tengas carta blanca para hacer lo que te venga en gana", protestan.

Lamentan que entre los asistentes están recibiendo "mal rollo, actitudes de mierda y cero respeto en los eventos". "El sábado 30 de marzo nos sentimos super incómodos y muy cuestionados: venir a un CSO implica que puede haber problemas con la policía y que hay aceptar las decisiones que tomen. No es difícil ver que hay mejores momentos para cuestionar las decisiones que cuando hay 5 ‘maderos’ en la puerta. Cuando se dijo que no podía entrar más gente, hubo quien intentó vacilar y pasar por alto las instrucciones. No mola", revelan ellos mismos.

Critican incluso actitudes machistas: "Estamos hartos, no es un espacio para que despliegues tu masculinidad hegemónica, ni tu poder de macho cuando pasas de lo que te dicen los organizadores, ni tus faltas de respeto y de conciencia. Hubo gente meando en rincones del espacio, entrando en habitaciones donde no se permite entrar, dejando mierda por todas partes y poniéndose farruco cuando alguien les interpelaba por actitudes de mierda. Si no vas a hacerte responsable de tu comportamiento, no es sitio para ti".

Concluyen su comunicado reconociendo que "viendo lo visto, se harán cambios en nuestra manera de gestionar las fiestas".

Lo último en España