ÚLTIMA HORA CATALUÑA

Así quedó el casco del policía herido de gravedad por el adoquín que le lanzaron los CDR

Así quedó el casco del policía herido de gravedad por el adoquín que le lanzaron los CDR

Un policía herido grave en las manifestaciones de Barcelona continúa ingresado. Los separatistas le lanzaron una piedra a la cabeza. Las abolladuras del casco del agente dan muestra de la gravedad del ataque: los cascos están diseñados para resistir el impacto de una piedra de 5 kilogramos.

De todo el material antidisturbios que llevan encima los agentes antidisturbios de la UIP, de los BRIMO de los Mossos, o del GRS de la Guardia Civil, lo más determinante para su seguridad es el casco. Es lo que les protege de cualquier impacto e incluso disparo con arma de fuego.

El pasado jueves, un policía gallego resultó herido de gravedad en las manifestaciones de Barcelona después de que le arrojasen a la cabeza una piedra de gran tamaño. El impacto fue tal que dejó inconsciente al agente, que tuvo que ser evacuado en volandas por sus compañeros. Aún sigue recuperándose de sus heridas, que llegaron a ser muy preocupantes cuando se le encharcó un pulmón.

OKDIARIO ha tenido acceso a imágenes que muestran el estado en el que quedó el casco. La abolladura en la capa exterior de protección, fabricada en un material de extrema resistencia al impacto como es la fibra de vidrio, dan una idea del tipo de ataque que sufrió. La marca, de forma cuadrada, hace pensar que lo que impactó en su cabeza fue uno de los adoquines que los CDR extrajeron de las aceras usando palancas.

policia herido
Así quedó el casco del policía herido de gravedad en Cataluña.

Piedras de hasta 5 kilos

Como se ha visto en Cataluña, una de las mayores amenazas para la seguridad de los agentes antidisturbios es la lluvias de objetos contundentes como piedras o botellas.

Por ello, cada casco de antidisturbios pasa exigentes pruebas técnicas durante el periodo de recepción, con las que la Dirección General de la Policía se asegura que va a resistir en situaciones extremas. El coste por unidad es de unos 350-400 euros.

Una de estas pruebas, según ha sabido OKDIARIO, consiste en colocar el casco en una horma con forma de cabeza humana. Entre el forro interior del casco y esta cabeza simulada se colocan seis hojas de papel, que serán las que atestigüen con su marca la intensidad del impacto.

Sobre el casco se dejan caer dos masas de 5 kilogramos de peso. Una desde una altura de 2,5 metros y otra desde 1,5 metros. Si las hojas muestran alguna marca significativa, el casco no ha cumplido su cometido.

La protección que llevan, por tanto, debe permitir al casco soportar un impacto de una piedra de 5 kilos en caída libre desde 2,5 metros. El que sufrió el agente gallego, a todas luces, tuvo que ser más fuerte.

Todo tipo de pruebas

El casco está fabricado con una capa de fibra de vidrio muy resistente a impactos, cubierta por una proyección de poliuretano negro. Lleva también un protector para que en caso de que un objeto golpee la visera -el ‘cristal’ que protege el rostro del agente-, esta se doble y no hiera en la cara a su portador. Esa pantalla también se prueba contra disparos de armas de fuego a corta distancia.

Además, Interior requiere otros requisitos a los fabricantes, como el poco peso (menos de dos kilogramos), que no impidan la audición al agente y "comodidad del uso durante intervalos de tiempo prolongado en condiciones adversas

El casco también lleva equipado un protector de nuca fabricado en material ignífugo denominado ‘Nomex’, que incluye material esponjoso para evitar traumatismos en la zona del cuello.

También se realizan pruebas de impermeabilidad, que consisten en colocar el casco bajo una ducha con un caudal de 60 litros por hora durante cuatro horas. Al final de este test, el tejido interior del caso debe continuar completamente seco.

policia herido
Así quedó el casco del policía herido de gravedad en Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias