De Pedro Sánchez a Felipe González

El PSOE condena a las clases trabajadoras: la inflación marca máximos con la izquierda en el poder

IPC máximos
IPC máximos

La espiral de subida de precios que ha venido mermando el poder adquisitivo de los españoles, especialmente de las clases trabajadoras, a lo largo del año culmina con una inflación en el 6,7%. Este dato confirma una tendencia clara: el IPC marca máximos siempre con la izquierda en el poder. Ha pasado con Pedro Sánchez y ya sucedió con José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González.

Sánchez llegó a la Moncloa a mediados de 2018, cuando el IPC crecía a un ritmo del 2,3%, cifra muy alejada de la actual. El actual presidente bate así los números de Rodríguez Zapatero, que durante su presidencia la inflación alcanzó máximos en el 5,4%. González es el líder de esta peculiar clasificación, puesto que en marzo de 1992 el IPC marcó en España una tasa del 6,9%, dos décimas más que este diciembre.

Durante los mandatos de José María Aznar y Mariano Rajoy, ambos del PP, también se vivieron periodos de incremento de la inflación, con máximos del 4,1% en noviembre del 2000 y del 3,5% en octubre de 2012, respectivamente, es decir, inferiores a las cifras registradas en los momentos en los que un socialista ostentaba la presidencia.

Este incremento de los precios deja sin efecto algunas de las medidas estrella del Ejecutivo, como las subidas de las pensiones para este 2021, del 0,9% y del 1,8% en el caso de las no contributivas, o el incremento de 15 euros al mes en el salario mínimo interprofesional (SMI), hasta los 965 euros brutos mensuales en 14 pagas. Además, hasta noviembre (los últimos datos disponibles), los salarios pactados en convenido subieron de media un 1,49%.

Subidón de la luz

Ese repunte del IPC hasta máximos del 6,7% en diciembre se produce como consecuencia del avance de los precios de la electricidad y en menor medida del aumento de los de la alimentación, según ha adelantado este jueves el INE.

Con el precio de la luz por encima de los 200 euros/Mwh en el mercado mayorista, el recibo de diciembre para un hogar medio con tarifa regulada (PVPC) ascenderá a 119,17 euros/MWh, convirtiéndose así en la factura más elevada de la historia, según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una familia española media habrá acumulado recibos en el año por un importe total de 949 euros, pese a las medidas adoptadas por el Gobierno -rebaja de cargos, IVA, impuesto de electricidad e impuesto a la generación-, 142 euros más que en el año 2018.

Una prueba más de que Sánchez incumplirá su promesa de que todos lo españoles paguen por la luz lo mismo que pagaron en ese año, incluso con las trampas que hace el presidente:  descontar la inflación, hacer la media con todos los consumidores o elegir el año más caro de la década.

En definitiva, los socialistas vuelven a hacer estragos en el bolsillo de los españoles a punto de que dé inicio la cuesta de enero más dura de los 30 años al sumar un incremento de los precios que va desde la energía hasta el alquiler de vivienda y la subida de impuestos que incluye los Presupuestos Generales del Estado de 2022, los “más expansivos de la historia”.

Lo último en Economía

Últimas noticias