Recetas de carne

Carpaccio de buey con parmesano

Carpaccio de buey con parmesano
Receta de Carpaccio de buey con parmesano fácil de preparar
Comentar

El carpaccio es una elaboración muy apreciada por muchos comensales en todo el mundo. Esta sencilla preparación es deliciosa e ideal para esperar un próximo plato, utilizada como entrante. El carpaccio de buey con parmesano tiene un sabor particular, pues la carne de este animal tiene un sabor distinto. Muchos la consideran una carne más sabrosa, además de resultar atractiva por su escasez en los mercados comunes.

La carne de buey se reconoce por su color rojo intenso y su grasa compacta. Es una fuente de proteínas que intervienen en el proceso de formación de los tejidos. Los órganos, los músculos e incluso la piel se estructuran gracias a las proteínas. Estas sustancias también ayudan a la protección del organismo de agentes externos que puedan provocar infecciones u otro tipo enfermedades.

Una de las vitaminas presentes en la carne de buey es la vitamina B12. Esta vitamina ayuda a metabolizar las proteínas en el organismo para aprovechar todos sus beneficios. Otra de sus funciones principales es la producción de glóbulos rojos, que son los encargados de llevar oxígeno a todo el organismo.

La carne de buey contiene también minerales, como el hierro. El hierro, al igual que la vitamina B12, está relacionado con la formación de la hemoglobina. Por colaborar con el crecimiento, el hierro está recomendado en la dieta de niños, adolescentes y mujeres embarazadas.

Otro mineral beneficioso para el organismo presente en la carne de buey es el selenio. Este mineral colabora con la salud del aparato circulatorio; también está asociado con la prevención de algunos de tipos de cáncer, como el de próstata.

Ingredientes:

  • 300 g de solomillo de buey
  • 100 g de queso parmesano
  • 150 g de champiñones
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Cómo preparar carpaccio de buey con parmesano:

    1. Si la carne está descongelada, meterla en el congelador durante media hora en papel film para que se endurezca un poco. La finalidad de esto es facilitar el corte.
    2. Cortar en láminas muy delgadas. Para que quede bien se necesita un cuchillo con mucho filo, o mucho mejor una máquina cortafiambres.
    3. Colocar las láminas de carne sobre un plato.
    4. Limpiar los champiñones con un paño húmedo, evitando usar el chorro de agua. Cortarlos en láminas finas. Ponerlos sobre las lonchas de carne.
    5. Rallar el queso parmesano y espolvorear sobre la carne.
    6. Agregar aceite de oliva en hilos y, finalmente, poner pimienta al gusto.Carpaccio de buey con parmesano

    Disfruta de esta delicioso clásico que, por su agradable sabor, nunca pasará de moda.

    Lo último en Recetas

    Últimas noticias