Plan Ayuso

Madrid impedirá moverse en los barrios con más contagios salvo para el trabajo, el colegio o la compra

Madrid aplicará reducciones de movilidad y de estancia en las calles sin causa justificada en los barrios más contagiados por el coronavirus. Se trata del nuevo avance en los planes de control de la pandemia lanzados por Isabel Díaz Ayuso. La medida consistirá en que sólo estará permitido circular y desplazarse por motivos claramente justificados como el motivo laboral, la asistencia al médico, acudir a restaurantes o la realización de la compra.

De este modo, quedará restringida esa circulación y estancia en las vías públicas en caso de carecer de un motivo claro. Igualmente, los paseos familiares tendrán su cabida como justificación, pero habrá que tener en cuenta que, en caso de empeorar la situación, las causas no necesarias de movilidad se podrán ir restringiendo.

El plan se aplicará en las zonas de mayor incidencia y avance de la enfermedad. Entre ellas se encuentran los distritos de Usera, Villaverde y Puente de Vallecas. Zonas en las que, dependiendo del avance de la enfermedad, se podrán ir aplicando, junto con otras en igual situación, las medidas de restricción parcial de la movilidad.

Esta será una de las principales medidas que impulse el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid dentro del paquete para frenar la expansión del coronavirus. El consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, ha adelantado este jueves su propuesta, similar a la que ya han puesto en marcha en otras regiones en semanas anteriores: un plan que incluirá restricciones de movilidad y una reducción de la actividad en las zonas de mayor incidencia del virus. El objetivo es salvaguardar la Sanidad y evitar que los casos sigan aumentando y colapsen los hospitales.

Diversas zonas con contagios elevados

La Comunidad de Madrid cuenta en estos momentos con un buen número de zonas con contagios elevados: entre ellas se encuentran Parla, Fuenlabrada o algunos distritos del sur de la capital, como Vallecas, Usera o Villaverde. Además, en estas zonas también se impondrán restricciones a la actividad económica habitual, de forma que se reduzcan ciertas concentraciones de personas, como las que se dan en la hostelería o en ciertos mercados.

«Estamos en un escenario de crecimiento sostenido. Trabajamos en una propuesta para restringir la movilidad y reducir la actividad en aquellas zonas donde se produce una mayor transmisión del virus. Mañana lo anunciaremos con más detalle», anunció este pasado jueves el consejero de Sanidad en un vídeo.

Madrid ha esperado durante dos semanas a conocer los efectos de las medidas puestas en marcha el pasado 4 de septiembre de cara a la vuelta al cole y la ‘Operación Retorno’. Sin embargo, como han constatado los especialistas epidemiológicos de la Comunidad, las medidas de entonces han sido insuficientes y es necesario un reforzamiento.

La Comunidad también ha constatado que las malas cifras actuales que arrojan los balances diarios del coronavirus tienen relación con los «importantes incumplimientos de la cuarentena por parte de personas infectadas».

La Comunidad toma estas decisiones, aseguran a OKDIARIO desde el gobierno regional, para evitar que se produzca una «nueva saturación del sistema sanitario» como la que se produjo la pasada primavera. Se quiere evitar «tener que cancelar toda la actividad programada de manera general en nuestros hospitales».

Son medidas similares, dicen, a las que se han tomado en el último mes y medio en diversas partes de España cuando sufrían una incidencia acumulada de casos similar a la que refleja estos días la región central de España.

«Medidas dolorosas pero necesarias»

Se trata de medidas «dolorosas pero necesarias», explican fuentes del gobierno autonómico, y muy similares a las que se han puesto en marcha en las últimas semanas en otras comunidades gravemente afectadas por la pandemia.

Por ejemplo, en Cataluña se dictaron el pasado 18 de julio medidas restrictivas para la comarca de El Segriá (Lérida) para el área metropolitana de Barcelona. En Galicia, 14 municipios de La Mariña quedaron aislados -unos 70.000 habitantes- durante días para cortar de raíz un brote en la zona costera. Murcia anunció el pasado 14 de septiembre que restringía la movilidad en el casco urbano de Lorca. En Cantabria se impuso un cordón sanitario a un barrio especialmente afectado por los rebrotes en Torrelavega. Aragón anunció restricciones similares durante el verano.

La Comunidad de Madrid anunció ya el pasado miércoles que la región planteaba medidas más duras para atajar la expansión del virus ante la «relajación ciudadana» que han apreciado en las últimas semanas. «No está contemplado el cierre de Madrid. Tomaremos las medidas que haya que tomar para proteger a sus ciudadanos. Vamos a pensar todos los aspectos y en los próximos días tendremos las respuestas», se ha aclarado igualmente desde la Comunidad de Madrid.

Lo último en España

Últimas noticias