Caracas, la ‘zona cero’ del chavismo: así viven los venezolanos bajo la dictadura de Maduro

Colas de más de un kilómetro para conseguir comida. (Foto y vídeo: Enrique Falcón)

Un día más los estantes de supermercados y farmacias de Venezuela amanecen vacíos tras la aplicación de las radicales medidas del presidente Nicolás Maduro para reactivar su economía. Mientras se viaja en taxi por Caracas, se pueden observar las numerosas colas en los supermercados, en las panadería y, en definitiva, en cualquier tienda que pueda ofrecer alimentos. Caracas padece la casi total desaparición de numerosos productos de primera necesidad cuyos precios fueron regulados la semana pasada por el Gobierno de Venezuela.

En casi la totalidad de supermercados de la capital las neveras que deberían exhibir carne de ternera están completamente vacías. “Ni en España saben lo que está pasando aquí. La gente está haciendo una sola comida –se queja amargamente un taxista mientras conduce por Caracas– Los productos de primera necesidad no se consiguen y si se consiguen son a unos precios que…”.

 

“Al principio parecía que Chavez era la solución a tanto Gobierno corrupto que habíamos sufrido pero ahora la gente se ha dado cuenta de que con el comunismo no se puede vivir. Además se le dio mucho dinero del petróleo a sus amigos de Cuba y a Bolivia“, recuerda el taxista.

Seguimos atravesando la ciudad y de manera temeraria se cruza un gran auto con los cristales tintados. “Esos autos son muy reconocibles. Pertenecen a miembros o simpatizantes del Gobierno. Ellos sí tienen dinero para pagar estos vehículos”, comenta el taxista. La media de antigüedad de los coches que nos rodea es de quince años. En un país que hace pocos años casi se regalaba la gasolina ahora su precio hace imposible utilizar el coche a la mayoría de los venezolanos.

Continuamos nuestro camino a pie extremando las precauciones. Andar por las calles de Caracas se ha convertido en una temeridad si pareces turista. Te advierten de no ponerte en la primera fila de los semáforos: algún ‘malandro’ podría empujarte para que un auto te atropelle y luego robarte. Mi acompañante venezolano se pone de los nervios cuando ve que saco el iPhone para hacer una foto frente a un Ministerio. La situación ha llegado a tal extremo que gente que nunca había delinquido se ve en la necesidad de conseguir recursos para su familia de la forma que sea.

Un peluquero que trabaja en uno de los principales hoteles de la ciudad se queja también del abandono de los edificios, hospitales, carreteras y de infraestructuras mientras me corta el pelo. “En este mismo hotel trabajábamos en la peluquería más de diez personas. Ahora estamos cinco con los brazos cruzados todos los días. No hay casi jabón, colonia, ni productos de limpieza para poder trabajar. Hasta que no se marche ‘el cabezón’ y entre un nuevo Gobierno seguiremos igual”, afirma.

Interés desde EEUU

La situación actual en el país sudamericano no pasa inadvertida para los políticos de Estados Unidos. “Existe una Asamblea Nacional electa por el pueblo que ha sido anulada por la dictadura –declaró ante los medios Marco Rubio, el político estadounidense del Partido Republicano y actual senador por el estado de Florida que aboga por una intervención militar estadounidenseMaduro se ha convertido en una amenaza para la región e incluso para EEUU”.

 

Rubio se reunió hace pocos días con el asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump, el ultraconservador John Bolton, con quien hablo sobre el tema venezolano. “Lo que le puedo decir es que el Gobierno de Maduro apoya a narcotraficantes, a guerrilleros y a grupos terroristas que amenazan la estabilidad de la zona”,  afirmó el senador estadounidense.

Últimas noticias